Invicta aún la libreta de abastecimiento

La libreta de abastecimiento se mantiene con vida para el próximo año.

Al fin Pepe y yo tenemos la libreta de abastecimiento del 2010. Desde hace unos días las están entregando en las propias bodegas.  Al menos no me equivoqué en mi pronóstico de que esta se mantendrá por un tiempo más, como expuse en mi anterior entrada sobre el tema: Pepe, quítame esta sal de encima.

Hoy reviso la blogosfera cubana y encuentro una ampliación de esta noticia en el El blog de Vladia. Aquí les reproduzco  su post:

No sé por qué hasta ahora no se ha multiplicado la noticia, que aplacará la incertidumbre de unos cuantos: habrá libreta de abastecimiento el año que viene.

Lo ratificó la viceministra de Economía y Planificación, Magaly  Calvo, respondiendo a la interrogante de uno de los diputados, durante los debates de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología que presencié, la pasada semana.

La  directiva aseguró que, con independencia de las medidas que liberaron este año la venta de chícharos y papas, y de la reducción de la cuota de sal,  la canasta básica para el 2010 se mantendrá, con los mismos productos que hasta el presente. Con respecto a la alimentación del cubano, subrayó el interés del país porque se produzca cada vez más, y especialmente en el sector agropecuario, a la vez que se trabaja por la sustitución de importaciones también en esta esfera.

Como parte del apoyo que recibe la agricultura para que mejor tribute a la mesa del cubano, Magaly señaló como novedad el suministro de recursos y utensilios para las labores en el campo: machetes, sogas, limas…; con miras a ello se prevé destinar más de cinco millones de pesos para las ventas de estos útiles  por el sistema de Comercio Interior.

Sobre este tema de la canasta básica ya había comentado en un post anterior, Asuntos de cucharón, y lo escuchado durante el debate de los diputados me ratifica que no son pocos los esfuerzos por garantizar estos productos, al punto que, del presupuesto, se planifican cerca de mil 979,6 millones de pesos para el subsidio de la canasta familiar normada, es decir, la diferencia entre el precio mayorista y lo que paga la población. Esta partida decrece casi ocho puntos porcentuales en relación con el año que ahora termina, pero sigue la garantía.

Por supuesto que no es para acomodarse y darse balance en un sillón. El escenario económico interno y externo es bien complejo, implicará restricciones, también para los gastos corrientes de la actividad presupuestada. El asunto es producir, ser eficientes, y sustituir importaciones, porque una de las cargas que gravita sobre el país es el de los pagos por los alimentos importados, cercanos a los mil 800 millones.

Katia Monteagudo

Anuncios
Comments
One Response to “Invicta aún la libreta de abastecimiento”
Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Invicta aún la libreta de abastecimiento […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Pasajeros a bordo

    • 85,687 clicks
  • free counters