Soy otra mujer invisible

La foto es para que no me vayan a pasar por encima en la calle o en el camello.

ESTE TRABAJO ES MI HOMENAJE A LAS PERIODISTAS CUBANAS, CASI TODAS INVISIBLES COMO YO, EN EL DÍA DE NUESTRA PRENSA. ELLAS SON VERDADERAS HEROINAS DEL OFICIO. UN ABRAZO PARA TODAS, TAMBIEN OTRO PARA ELLOS, CON QUIENES IGUAL COMPARTIMOS LAS VERDES Y LAS MADURAS

Tengo que confesarles que he perdido mi incontinencia bloguera, como mi colega y amiga Maggie Marín, (América Despierta) denomina a la fiebre compulsiva que provoca tener un blog y actualizarlo frecuentemente.

Los que siguen estas páginas conocen de mi pésimo karma con los efectos electrodomésticos, desde finales del pasado año (Devuélvanme mi Westinhouse). Bueno, sobreviví esa crisis. Pero ahora, vivo otra.

Como dice la colega y amiga, Vladia Rubio (Hace Calor en La Habana, a la cual felicito por su premio como bloguera compulsiva) me echaron un polvo (brujería, porque en otras latitudes significa otra cosa), y de los malos.

Soy un “equipo” listo para chapistería.  Mi salud no está bien, lo que me ha alejado de estas páginas. Además de que cambié de trabajo, y ahora soy redactora de la agencia internacional de noticias, Prensa Latina, y acomodarme me ha llevado tiempo.

Volviendo al tema de la crisis, y no al de la economía global, dentro de poco me tengo que operar y pasaré a formar parte de las mujeres en Cuba, y en el mundo, que le han extirpado su útero.

Tengo 44 años y soy madre de un varón que tiene 20 años. Aunque hace mucho dejé de pensar en tener más hijos, la noticia me impactó. Mi útero, es mi ÚTERO. Así, en mayúscula y a mucha honra.

Pero desde que mi ginecólogo, el doctor Erice, me confirmó el diagnóstico de mi órgano reproductivo fuera de combate, no he dejado de pensar en lo mal que lo he empleado,  sin  proponérmelo, claro está. Tan solo funcionó una vez, y me dio lo más maravilloso que hoy poseo: Luis Alejandro. Con frecuencia digo que si una mujer  quiere tener un hombre al lado, pues que lo para.

Millones de ideas pasan por mi mente. Las más oscuras y hasta las de color rosa.  Sobre todo la de no tener que ir más a la farmacia, con la libreta de abastecimiento, para comprar  un paquete de diez almohadillas sanitarias un mes sí y otro no.

Nunca nos imaginamos de pacientes y el oficio de periodista nos distancia a veces  de la realidad, obligados a mirar y a contar lo que está pasando a nuestro alrededor. En esa práctica pocas veces percibimos de que somos  números concretos de las estadísticas. Seres humanos cargados de achaques, carencias y sueños por realizar.

Todas mis evidencias –mujer con 44 años de edad, divorciada, jefa del núcleo familiar, madre de un solo hijo, y dentro de poco  sin útero-, igual indican  que pronto voy a formar parte de la legión de mujeres invisibles de mi país.

Sí, seré una  más de estas, y no estoy haciendo literatura. Estoy hablando en serio, aunque mi prosa  tienda a la ironía. Este concepto está reconocido oficialmente por el Centro de Estudios de Población y Desarrollo (CEDPE), de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), de Cuba.

El término agrupa a cubanas entre 45 y 59 años de edad, que pasan por la vida  como si no existieran, por estar imbuidas completamente en la educación y conducción total  de sus hijos, además del cuidado de padres y abuelos, y  soportar  una sobrecarga laboral y doméstica como ningún otro grupo social en el país.

Ese día a día, les impide pensar en sus deseos, aspiraciones, cuidados médicos, entre otras atenciones personales. Ellas no son precisamente Chicas Almodóvars, aunque sí están frecuentemente al borde de un ataque de nervios.

Casi todas residen en zonas urbanas, la mayoría no están casadas, tienen un elevado nivel educacional y despliegan  una intensa vida social. Son un número a respetar dentro de la población económicamente activa de esta nación. Representan, junto a mujeres más jóvenes, el 60 por ciento de la fuerza técnica profesional del país.

Tampoco están contempladas en los grupos considerados vulnerables: niñas, adolescentes en edad reproductiva, ancianas. Carecen de programas de atención específicos, diseñados o implementados para enfrentar sus problemáticas sociales y de salud.

Incluso  la doctora Blanca Rosa Manzano, presidenta de la Sociedad Cubana de Obstetricia y Ginecología, reconoce que “realmente, las políticas de salud están dirigidas a la mujer en la etapa reproductiva y después en la edad geriátrica. La mujer de edad mediana queda un poco desprotegida.”

Según datos del Centro de Estudios de Población y Desarrollo (CEDPE), de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), de Cuba, son exactamente un millón 44 mil 374, de los poco más de 11 millones de habitantes que tiene esta Isla, y seguirán en aumento, como consecuencia del arribo a las edades medianas de la llamada generación del boom de fecundidad de la década del 60. Para el 2015 seremos un millón 300 mil.

También casi todas se han casado o unido más de una vez (¿qué raro?), y están consideradas como la columna vertebral de sus familias, además de estar  al frente de no pocas actividades empresariales, sociales o políticas, aunque sin representatividad en los cargos decisivos. Seguimos sin cortar el bacalao, diría mi madre.

Pero también son duras de matar. Según los estudios oficiales tienen una esperanza de vida de alrededor de 30 años más. En próxima entrada les seguiré comentando de mi llegada al mundo de las mujeres invisibles, y de las distintas reacciones que he recibido al saberse de mi próxima operación. Las segundas partes, a veces, pueden resultar buenas. Por favor,  Comunista Hasta la Muerte, pasa la voz de que aún existo, invisible, pero existo.

Katia Monteagudo

Anuncios
Comments
9 Responses to “Soy otra mujer invisible”
  1. Liset dice:

    Katiam:
    Bueno, bueno. Como ya has escrito, perderas tu utero pero ganas otros atributos. A ti que te encanta andar regalando cosas, ahi tienes otra opcion: podras ser donante de almohadillas.
    Igual hice con las mias hasta que mi princesa debuto en esas lides. Se hizo grande mas pronto de lo que crei. La vida es esa cadena interminable.
    Hacia dias no nadaba en tu blog. Ya lo hice y seguire.
    Tu utero me ha dejado pensando. A decir verdad, siempre pense que perderia el mio en algun momento, y ahi esta aun. A pesar de que mi obstetra -bueno, no es mio, sino uno de los que integro el equipo que me hizo la cesárea- me dijo que como ese organo servia solo para procrear y dar problemas, cuando no lo queriamos para lo primero, se deberia eliminar en evitacion de lo segundo.

    • destinocuba dice:

      Lisetiña, suerte la tuya. Cargarás con tu UTERO por el resto de tu vida. Yo ya me resigné ante lo inevitable. Sí, seguiré regalando cosas, y entre estas las almohadillas. Me alegra que hayas vuelto a estas páginas. Hoy estrené un nuevo diseño, qué te parece?

  2. JorG dice:

    Bueno K, m sorprendió tu noticia sobre la operación, pero stoy seguro todo estará bien. saldrás d esta etapa y seguirás adelante con mucho + fuerza. recuerda aquel proverbio d q “todo lo que no me destruye, me fortalece”. t deseo mucha buena suerte y siempre energía positiva. súper tu artículo Mujer Invisible, escrito con gran sinceridad y sentimientos. saludos y abrazos desde akí mismo, a cinco metros de tí… tu colega JorG.

  3. destinocuba dice:

    GRACIAS DOCTOR, CREO QUE ES EL PRIMER GALENO QUE ME DEJA UN MENSAJE. ME ALEGRA QUE ESTA PAGINA LA PUEDA LEER DESDE ANGOLA. CONFÍO EN LOS MEDICOS CUBANOS. Y EN MI GINECOLOGO ERICE. NO HAY DUDAS DE QUE LO MEJOR DE NUESTRA MEDICINA SON SUS PROFESIONALES, INCLUYO AL PERSONAL PARAMEDICO. ESTUVE CON ELLOS EN GUATEMALA DURANTE SEIS MESES. LOS RESPETO MUCHO, PERO NO CREA QUE PRESCINDIR, AUNQUE NO SIRVA PARA MÁS NADA, DE UNA PARTE DE UNO ES FACIL. ESO NOS PASA CON MUCHAS COSAS, INCLUSO HASTA CON OBJETOS QUE ACUMULAMOS Y LOS TENEMOS AHI, PERO QUE SE INTEGRAN A NUESTRAS VIDAS. LE DESEO EXITOS, TAMBIEN MUCHA SALUD Y QUE PRONTO PUEDA ESTAR JUNTO A SU FAMILIA. YA LO CUENTO ENTRE LOS SEGUIDORES DE DESTINOCUBA

  4. Rafael dice:

    Hola mujer invisible e invensible, lo de la operacion claro es motivo de preocupacion para toda persona que le anuncie un tratamiento de este tipo , pero por perder tu UTERO, no debe ser preocupacion , por que ya dijiste que hace mucho tiempo decidiste no tener mas hijo, y el utero se tiene para dos cosas solamente ,para tener hijo o para cancer y esta segunda funcion no lo desea nadie , asi que para alante mujer que sin ustedes que seria de nuestra familia y de nuestra sociedad , te deseo fatifactoria evolucion operatoria y postoperatoria confia en el profecionalismo de nosotros los ginecologos cubamos , un un abrazo desde Angola Dr Rafael

  5. Comunista hasta la Muerte dice:

    Mis mejores deseos y felicidades por su nuevo trabajo. Prensa Latina va a ser una mejor prensa con su presencia.

    Como nota positiva. Conozco una persona que tambien paso por el proceso de volverse “invisible” en sus cuarentas y hoy esta llegando a sus 80 años.

    Tomandola como ejemplo volverse “invisible” puede ser una forma de volverse “invensible”.

    Animo y mucha suerte.

    • destinocuba dice:

      COMUNISTA, GRACIAS. SE QUE SIEMPRE ERES EL PRIMERO EN LEERME. EN OCTUBRE, EL DÍA 8, ES CUANDO REALMENTE ME TOCA ENTRAR AL EQUIPO. PERO DESDE YA ME ESTOY PREPARANDO. BUENO, ESO DE SER INVENSIBLE NO ESTA MAL. SOBRE TODO POR LA RESISTENCIA.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] La semana que acaba de concluir ha sido bastante movida. Algunas noticias han ido de calle en calle, tras Las Damas de Blanco, aunque todas juntas –menos de 50- no cuentan en ninguna estadística, si se comparan con otros grupos de mujeres de las que bien vale la pena hablar mucho (Soy otra mujer invisible). […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Pasajeros a bordo

    • 85,687 clicks
  • free counters