Hacerme picadillo

Tengo una amiga, crítica de arte, que ha conceptualizado muy bien el tono de comedia perenne en que vivimos los cubanos. Incluso, lo aplica como una particular filosofía de su vida.

Para ella la existencia transcurre en dos tonos: drama o comedia. Si eres esa persona que por cualquier cosa armas un berrinche, ya sabes que vives a puro melodrama mexicano o colombiano. Pero si te ríes hasta de tu sombra, eres el tipo de gente que no toma la vida tan en serio, y desmalla (desconecta) cuanto conflicto cree ruido en el sistema. Quizás ser así  hace que la vida sea un poco más fácil.

Aunque toda regla tiene su excepción, los cubanos somos los reyes de la comedia. Sexo, política, educación, medio ambiente, economía, bloqueo, salud, libreta de abastecimiento, entre tantos conflictos de nuestra realidad tienen más de un chiste y sacan miles de carcajadas diarias.  Nada ni nadie escapa de un cuento. Si tienen dudas, pongan en el buscador de Google: Cuentos de Pepito+chistes cubanos, y verán.

Los nacidos en esta tierra caribeña nos reímos hasta de la madre que nos parió. Lo mismo dentro que fuera de la Isla. La burla es parte de nuestra idiosincrasia, y viaja en cada maleta cubana desperdigada por el mundo.

La risa no falta en velorios, reuniones políticas, juego de pelota, y hasta en un salón de operaciones. Tampoco importa qué militancia se profese para reírnos a mandíbula batiente de cualquier asunto, venga de donde venga. Somos así: burlones, bromistas, chistosos.

Los fanáticos de la pelota, a mi juicio, son los campeones del choteo. Observen sus carteles, mascotas, símbolos y cuánto tareco se les ocurre llevar a los juegos. Todo un inventario criollo de la burla al contrario. A lo mejor si la industria ligera cubana desarrolla esta línea, nuestro PIB puede que sea más solvente.

Por estos días finales de campeonato, la imaginación desbordó cualquier pronóstico. Cajas de muerto, ramos de flores, corona, pomos de jugo de naranja, peluches de leones enjaulados…

No he visto La Trocha santiaguera cuando gana el equipo de esa provincia. Cuentan que es la apoteosis. Pero sí vi la Rampa habanera, el pasado 1 de abril, a la espera  de los Industriales, los actuales campeones de la serie nacional de pelota. Nunca había visto tanto paroxismo en esa avenida.

Me quedé de observadora incógnita, porque la noche antes ya me habían hecho  picadillo con la derrota  de Villa Clara, luego de haber sufrido la debacle con mis Gallos.

Esa tarde me quedé allí un buen rato, mirando cómo los industrialistas celebraban su victoria. Prácticamente cerraron la calle.  Todo lo que pintara a naranja era asaltado por la masa festiva, incluido el muy habanero P-9. Nadie escapó al choteo pelotero, ni siquiera las patrullas de la policía.   A paso de conga una caja de muerto, color naranja y decorada con esta fruta, subía y bajaba por toda la Rampa.

Mientras la gente bailaba, gritaba y reía, yo no dejaba de pensar en mi gente, allá en Villa Clara y en Sancti Spíritus, donde las pasiones se desahogaban de otra manera, casi que luctuosa.

En aquella esquina de L y 23, donde observaba a la fanaticada revuelta, comencé a preguntarme  en qué momento y por qué me había metido a pelotera. Nunca antes había sentido tanta pasión por este juego.

Hoy domingo aún pienso en esas preguntas.  Y puede que mañana tenga otra respuesta, pero siento que esta fiebre contagiosa , no es más que la reafirmación de mi cubanía, y una manera muy especial de reírme, gozar, burlarme, chotear mi entrada esta semana al quirófano, donde me esperan para de verdad hacerme picadillo.

Katia Monteagudo

Anuncios
Comments
2 Responses to “Hacerme picadillo”
  1. Besos, Katia, yo tengo experiencia de ambas cosas, del recibimiento de Industriales y de unas cuantas visitas al quirófano. Me mantendré al tanto. Tú verás que todo sale bien.

    • destinocuba dice:

      Sí, leí cómo estuvistes con los campeones. Gracias. Pero todavía tengo que seguir esperando. Por aqui sigo mientras llegue el día de hacerme picadillo. Otro beso para tí
      Katia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Pasajeros a bordo

    • 85,142 clicks
  • free counters