La impaciente espera

Periodistas cubanos: ¡AL MACHETE!

Hoy debería estar hospitalizada. Minutos antes de partir, una llamada hizo que todo cambiara: “Katia Monteagudo,  suspendido el ingreso. A su doctor lo tuvieron que operar de urgencia”. Parece un chiste, ¿verdad?

Juro que no hice nada. Ninguna invocación rara, ni brujería. De mi UTERO ya estoy loca por salir. Hoy la paciente debería ser yo, y no mi doctor Erice. Estos intercambios de roles no ocurren con frecuencia. Sí, nadie escapa a una enfermedad. Espero que no sea nada grave y que se recupere pronto.

Les confieso que me siento algo frustrada. La medicina cubana tiene muy buenos profesionales, pero, líbreme Dios de su burocracia. Al menos, me dieron tiempo para detener la invasión guajira, que desde el centro de la Isla marchaba para cuidarme durante mi estancia hospitalaria.

Lo más difícil  no ha sido la idea de la operación. Lo  más complicado es la espera. Llevaba varios días preparándome para este ingreso. Ahora no sé qué hacer con toda la logística: batas de casas, toallas, cubiertos, jaboneras, chancletas que no resbalen, blúmeres matapasiones. Debo seguir esperando la otra llamada prometida. Sigo en la zozobra.

También ya me había desconectado de la blogosfera, los conflictos mundiales, la economía cubana y de mis funciones como ama de casa.  Estoy en blanco. Solo se me ocurre escribir de lo que me está pasando. Espero que alguien me escriba algún comentario provocador –esto es para ti, Comunista-, y salga de este limbo en que he quedado.

Como tengo que volver a recargarme, toda esta mañana me he dedicado a leer otros blogs. Hay dos muy especiales: La polémica digital, con la tercera temporada de la seguida y valiente Inmunidad educacional , y El click del campesino, donde encontré un trabajo de un periodista recién graduado, titulado: Periodismo con preservativo. ¿Protección?

Gracias, Elaine y Dayán, por sacarme de mi frustración hospitalaria, y animarme con sus peliagudos post. Estos dos jóvenes blogueros pertenecen a una nueva hornada de colegas, que bien vale la pena seguir. El gremio necesita de esa fuerza, de esa sangre renovadora para ver si desterramos el oscurantismo que muchos aún padecemos.

No voy a ignorar las mil y una dificultades que los periodista cubanos enfrentamos a diarios. Las que nos tocan y las que no. Pero qué pocos blogueros nacionales somos aún.

Podríamos hacer tanto con esta herramienta. Imagínense cuánta luz daríamos sobre lo que realmente está pasando aquí. Cuántas voces distintas a las que se han erigido en nuestro nombre y en el de todos los cubanos. ¡Periodistas cubanos, uníos! O mejor dicho: ¡AL MACHETE!

Sé de las muchas limitaciones que hay para mantener una página personal. Las 80 horas que nos dan para conectarnos a Internet, no alcanzan ni para empezar, además de que no nos pagan, ni nos cuentan en ninguna estadística estos trabajos que escribimos. Esto es a puro pulmón y en extra inning. Este blog lo único que da son ojeras. Pero vale la pena tenerlo, y cada día me convenzo más.

Ahora mismo, que estoy en esta faceta extraña, si no es por esta bitácora, mi bronca con el Comunista, y los trabajos que he ido encontrando en estas páginas, qué hubiera sido de mí. Mi impaciente espera, por lo menos, ha resultado productiva en lo profesional.

Hay mucho por hacer. Al periodismo, los preservativos, más que protección, son mordazas. Abogo porque se usen donde todos saben. Para ser responsables solo hace falta poseer un alma rebelde muy bien definida, además de las neuronas siempre intranquilas.

Y más, porque seguimos aquí, con nuestra suerte al lado de los pobres de esta tierra, dispuestos muchos a apagar y encender el faro del Morro, si la mayoría decide marcharse.

Mi responsabilidad con el oficio y el destino de este pueblo me la he ganado, modestamente, porque he preferido fajarme con los toros y no ser una simple espectadora desde una cómoda grada. Aquí sigo luchando con el picadillo de soya –que para nada me gusta-, el arroz por la libreta de abastecimiento, viajando en camello y ganando aún en insuficientes pesos cubanos. A pesar de todo, mi brújula marca DestinoCuba.

Katia Monteagudo

Anuncios
Comments
2 Responses to “La impaciente espera”
  1. José Manuel dice:

    Hola Katia. Tras una semana de fiel seguidor de tu bitácora ya echo de menos tus diarios comentarios sobre “la vida” cubana y las respuestas a los mismos del “comunista viajero”.
    Si el paréntesis es debido a que ya has cambiado tu habitual hogar por el hospitalario, te deseo un rápido restablecimiento. Y si necesitas algo del continente que está a la otra orilla del Atlántico no dudes en decírmelo que haré todo lo posible para que entre en mi maleta viajera.
    Un fuerte abrazo.

    Josema

    • destinocuba dice:

      Mi estimado Josema aún espero por el nuevo aviso de ingreso hospitalario. Me alegra mucho saber que visita mi página todos los días. No crea que es fácil mantener este blog, trabajo como periodista de una agencia de noticias internaiconales y escribo de temas globales. Pero bueno, me desvelaré más horas. Pensando en su próximo viaje a Cuba, por mi cabeza estoy cocinando, un próximo post. Le adelanto hasta el título, y sé que a mi “comunista viajero” le va a encantar también. Será “Guía para un turista”. Le va a venir muy bien a todos los que quieran conocer esta tierra mía. Tengo otros trabajos en punta, y como esta bitácora es para conocer Cuba, estuve recientemente en Gibara, un pueblito de la costa norte oriental, por donde se dice que llegó el Almirantísimo Cristóbal Colón. He estado preparado ese tabajo y pensando en las fotografías de su blog, imágenes sublimes que inspiran, atrapan y seducen. Ya usted ve, mi querido Josema -perdone mi confianza-, cuánto bien me está haciendo la insistencia de mis lectores y mi otra impaciente espera. Gracias por todo, aquí lo esperamos. Otro fuerte abrazo para usted.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Pasajeros a bordo

    • 84,876 clicks
  • free counters
  • Este mes, desde