Ahora, el unicornio

EL TROVADOR ACABA DE INAUGURAR SU BLOG SEGUNDA CITA

Silvio Rodríguez presentó Segunda Cita el viernes 26 de marzo a las tres de la tarde en la Casa de las Américas. Un disco del que se ha hablado -como él mismo dijo- hasta pa´ hacer dulce. Parece tener de todo: baladas, boleros, danzón, son, jazz. La base es un trío jazzístico: bajo, piano y batería. La guitarra en ocasiones, para no ausentarse por completo.

Segunda Cita es también un disco circunscrito en tiempo y espacio. Un disco de Cuba, y de hoy. Después del canto doloroso y universalmente abierto de Cita con Ángeles -Irak, Giordano Bruno, Lennon-, el trovador cubano recoge los acordes “para volver a hacer el viaje a la semilla de José Martí.”

Siente que no queda otra cosa y se compromete. Una vez más. Le canta al destino de la Isla. Se adscribe a las circunstancias más urgentes, a las coyunturas más apremiantes.  Segunda Cita es su discurso actual, que en primera instancia no quiere ni le interesa propagarse a otros enclaves. Solo aclarar. Aquí. Dilucidar desde el arte, consciente del siempre sabio proverbio indio: “Cuenta tu aldea y contarás el mundo”.

Basta con Sea Señora para comprender que Silvio mantiene su lucidez congénita. Un ojo avizor, nítido, de irreverencia exacta en cualquier etapa.

Sea señora la que fue doncella./ Hágase libre lo que fue deber./ Profundícese el surco de la huella;/ reverdézcanse sol, luna y estrellas/ en esa tierra que me vio nacer./ A desencanto, opóngase deseo./ Superen la erre de revolución./ Restauren lo decrépito que veo,/ pero déjenme el brazo de Maceo/ y, para conducirlo, su razón.

Está la casi olvidada Resumen de noticias de los setenta; está el Necio descomunal de los noventa; y está, para suerte de mi generación, Sea Señora.

Porque Sea Señora, aunque no se mencione, agrupa las matrices esenciales de las que debemos partir en estos tiempos.

Si es así, no sería un absurdo afirmar que el poeta coloca sus canciones -dígase su arte, su trabajo, su esfuerzo, su sagrada creación- en manos de los jóvenes, del futuro.  Segunda Cita es tan endógeno que, de estallar su idea, será como un profeta.

Y llegado este punto, tras un sencillo análisis urgente, estaríamos de acuerdo en que el disco expone su legítima fe. La fe de la nación. Una garganta insular.

Silvio ha dicho que fuera de Cuba no espera demasiado de la obra. Por lo menos en el hoy más inmediato, debió aclarar.

Y si a Segunda Cita lo tiene sin cuidado la repercusión internacional, ¡cuán grave puede ser!. Sería injusto para sus detractores que yo juzgara al trovador, porque lo oigo desde niño, y ya se sabe que los ídolos de la infancia son intocables.

Sin salir del país he podido medir su alcance universal. (Esos proverbios indios son irrebatibles). Siendo fiel al estilo de Segunda Cita debo ceñirme.

En diciembre pasado proyectaron un filme europeo -finlandés o danés- en el cine Riviera. Una muchacha de cierta secta religiosa marcha hacia la capital -Helsinki o Copenhague-. No ha tenido todavía el mínimo contacto con la sociedad. Conoce a un joven. Visita su casa. La enamoran. Y cuando le ponen un audífono al oído, el joven le aclara que es la canción de amor más hermosa que ha oído. A grandes rasgos le explica el texto.

Allá, en la vieja y septentrional Europa, la muchacha no sintió los alaridos, el bullicio alegre y los aplausos del cine habanero al oírse la melodía. La muchacha oía su canción, en un idioma exótico, con una letra intraducible y una música tibia y sugestiva.

El muchacho le explicó la metáfora. Una historia íntima. Las pérdidas y las averiguaciones, de allá y de aquí. Pero bastaba con la voz -con el timbre que parece que se quiebra-.

Con eso le alcanzaba a la nórdica para encontrarse, para entender que le hablaban de amor. Que le estaban contando de un unicornio azul.

Carlos Manuel Álvarez Rodríguez

Vea fotos, letras, videos, y declaraciones de Silvio sobre su disco Segunda Cita

Silvio Rodríguez por EEUU: “No ha sido sólo romper el bloqueo lo que me ha motivado…”

“Segunda Cita” con Silvio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Pasajeros a bordo

    • 85,687 clicks
  • free counters