“Jamás recomendaré a nadie prudencia”

La juventud es un estado de ánimo, y no precisamente un rango de edad. Alfredo Guevara pareciera tener incorporado este axioma a su filosofía de vida; al hablar, lo hace con la lucidez de los años y el ímpetu rebelde de la adolescencia. Recientemente, la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana recibió entre el bullicio de sus estudiantes, a quien algunos han calificado como “maestro de juventudes”. Invitado al espacio de discusión La Cafetera, por más de dos horas respondió al bombardeo de preguntas del que fue objeto.

No todos los días se conversa con un testigo privilegiado de la génesis y desarrollo de la Revolución Cubana. A Fidel lo insertó en las primeras lecturas sobre marxismo durante los años de estudios universitarios.  Por décadas dirigió el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficas, y a partir de los 90’ comandaría la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano.

Intelectual comprometido y lúcido. Precisamente por ello, la audacia de su palabra impresiona hasta a los jóvenes. Habla sin miedos, ni ambages. La admiración por un proceso revolucionario no le ha cegado los sentidos. Critica cuanto le molesta. Alerta, comenta, aclara.

“Yo la paso bien siempre que estoy con jóvenes, yo lo que no quiero es una reunión de viejucos, el viejuco soy yo. Siempre que esté rodeado de jóvenes, estoy feliz y siempre que sean francos conmigo y me permitan ser francos con ellos. Bueno es lo poquito que puedo dar y es lo que doy”, expresó con su humor irónico.

En un salón repleto de estudiantes, profesores y curiosos, donde las sillas no alcanzaron y varios terminaron sentados en el piso, transcurrieron dos horas hablando sobre lo humano y lo divino: su mayor pasión -el cine-, la diferencia de pensamiento, el periodismo cubano, la emigración, el sentir de los jóvenes, las sustituciones de los ministros, el papel del arte en nuestro proyecto social, la revolución digital, sobre Cuba, su pasado, presente y futuro.

Destino Cuba comparte casi íntegras sus palabras.

Qué tristeza me da pensar, no en ustedes, pero en tantos jóvenes que encuentro en nuestro país, vacíos e insensibles a algo muy importante. Las cosas que vivimos en la vida cotidiana son demasiados duras, demasiado amargas, a veces nos lastiman tanto en la vida y en la vida de nuestras familias, y es lógico que se desarrollen ciertos rasgos de insensibilidad, de desesperación y de rechazo; que el lenguaje de la Revolución a veces resbala, no de la Revolución, sino de los personeros, voceros.

Pero lo cierto es que nuestra prensa es muy pobre, no es convincente y aun en los mejores casos como Juventud Rebelde, que empieza a mostrar una cierta transformación, tampoco logra golpear como yo quisiera que golpeara nuestra prensa. Pero eso no depende de falta de pasión o insensibilidad, depende de normas. Ustedes tienen una suerte enorme: ser muy jóvenes, a ustedes les tocará, según se desarrolle la Revolución y se puedan dar algunos pasos que hay que dar para no perecer. Que hay que dar y que se darán, con voluntad o sin voluntad; yo creo que con voluntad.

Yo no represento mi generación porque no cumplo cargo alguno, pero la represento ante mi conciencia porque somos muy poco los que quedamos; se está exterminando muy lentamente por razones biológicas, la generación que protagonizó desde el inicio el proceso revolucionario. Pero está Raúl ahí y algunos otros en los que confío totalmente. Yo creo que los pasos que hacen falta dar se van a dar vivos nosotros, porque si no fuese así, en la Historia será algo terrible. Sería terrible que la interpretación que después hagan los historiadores de la primera generación sea que no fueron capaces de dar este paso. Yo creo que aquellos a quienes les toca, están listos para dar el paso, lo importante es que ese paso se dé y que los interpretadores del futuro no tengan que decir: tuvieron que desaparecer biológicamente para que ese paso se diera. Es un paso que no entra en ruptura ni remotamente con la vocación socialista del proceso revolucionario y de su vanguardia, vanguardia que se va renovando -más lentamente, menos lentamente- y de la que acaso muchos de ustedes pasarán a formar parte en el futuro. En realidad hasta que no se tiene la responsabilidad en la mano -la responsabilidad con poder de decisión- no crecen los seres humanos. Se convierten en adormilados seres más o menos adormilados, esperando a ver cuáles son las decisiones. Pero estoy seguro que cuando a ustedes o a otros de su edad, les toque hacer lo que haya que hacer y tomar decisiones, algunos demostrarán que no sirven mucho, otros demostrarán que sirven un poco y algunos serán protagonistas de la nueva vanguardia.

Yo no sé cómo les enseñan a ustedes el periodismo. No hay muchos ejemplos para demostrar, en la Cuba de hoy, de gran periodismo; para que les sirvan de modelos. Yo creo  francamente -y es lo que defendí en el cine en mi época del ICAIC- que hay que partir siempre del ejemplo más alto, hay que proponerse ser el mejor de los mejores; si lo  logran o no, es otra cosa. Pero Dios mío, qué ejemplo les podemos poner. Dónde están esos paradigmas en nuestro periodismo; no sé los profesores que estén aquí cuánto trabajo pasarán para citar un paradigma contemporáneo en el periodismo. Pero yo soy un optimista profesional y yo estoy seguro -y por eso me he atrevido a venir aquí- que si ustedes se preparan bien, si siguen el camino de cultivarse profundamente y con rigor, de abrirse el abanico a todas las manifestaciones de la cultura, podrán ser algún día, -y cuando las oportunidades lleguen (que no tardarán)- eventualmente, grandes periodistas.

Daylé 5º Comunicación Social: 1-Pregunta sobre el proceso migratorio cubano a partir de 1959 y su representación por parte del ICAIC.

Alfredo Guevara: Yo creo que en estos 50 años el concepto emigración no ha evolucionado como tenía que hacer. La palabra emigración puede tener un concepto para ti, pero para la dirección de emigración de Cuba sigue teniendo el mismo concepto que tenía en el 59. Y las reglas del juego si no son las mismas son parecidas. Por tanto la Revolución está comprometida con esa política y yo como revolucionario que no flaqueo estoy también comprometido con esa política que odio. Tengo la característica de no haber sido nunca calificador, para mí, gusanos como se usó en los primeros años del triunfo de la Revolución no existía, y tengo la suerte de que soy uno de los que se le confió iniciar los diálogos cuando comenzaron. Siempre ha habido emigración y o no hubiesen existido los cubanos de Tampa y Cayo Hueso.

Nosotros organizamos con el ICAIC, la primera reunión de intelectuales de Allá y de Acá, y de intelectuales jóvenes, queda la documentación. En la Universidad ha habido grupo de estudios que han estudiado estos fenómenos y además en la Universidad de Miami, quien desee debe acudir a ellos porque se encontrará un doble canal de información, el oficial jurídico y el real de análisis. El ICAIC ha tenido esos momentos de análisis, búsqueda, etc., y también de producción. Ya se anunciaba, sin ser un film sobre la emigración, en Memorias del Subdesarrollo, de Titón. Se anunciaba ese drama de la conciencia de quien está y no está, que no sabe dónde está, que vive el desgarramiento que ha tenido la familia cubana por todas partes. Un drama que de ninguna manera considero yo justo ni sano que se haya propiciado: eso de no poderle escribir a una madre o no poder recibir noticias de un hijo, es un disparate y no dice bien de quienes personificaron o patrocinaron esas políticas.

Pero, al mismo tiempo, hay que decir una idea que siempre he sostenido, una revolución no es un paseo por las riberas del mar o de un río apacible. Es una tormenta. Es una conmoción descomunal que rompe los cimientos de la sociedad. Destructoras para ser constructoras. Y en ese camino le toca a una generación sufrimientos indecibles y placeres memorables. Ya dije antes que la verdadera inteligencia tiene algo de diabólica. Los periodistas tienen que aprender a decir: lo mismo se puede decir de modo imposible en determinadas circunstancias que de modo posible en las mismas circunstancias.

Estudiante de Periodismo: ¿Cómo ve las sustituciones recientes, estamos hablando de una militarización en el Gobierno?

Alfredo Guevara: No sé si soy ingenuo, no lo creo a estas alturas, aunque quisiera serlo aún. Yo creo todavía que nuestro ejército es el pueblo armado. Yo no veo diferencias, a no ser en cuanto a la disciplina –son disciplinas distintas-, entre un ciudadano de las Fuerzas Armadas y un ciudadano que pasea por la calle 23, pero que después va a trabajar al ICAIC. Hubo un tiempo en que yo era el Presidente del ICAIC y andaba en uniforme y armado.

Ha habido mucho desorden en el Estado. El Estado ha sido por muchos años el refugio de todos los -no quiero calificar tan duro, voy a decirlo,pero fíjense que lo digo con amor-; ha sido el refugio de todos los vagos y de toda la gente que no sirve para mucho.

Vamos a olvidarnos de los burócratas, que son una plaga. Pero, ¿ha habido eso en el Ejército? Da la casualidad que no.

Llegó un momento en que se cayó el mal llamado Campo Socialista –que de todas maneras era un pedrusco en el camino del Imperialismo- y, especialmente, la Unión Soviética, que era originalmente un queso hueco y podrido, no era socialismo, vaya.

¿Qué tuvo que hacer el Ejército (cubano)? Pues tuvo que desarrollar  la industria de armamentos; tuvo que abastecerse de comida y, por lo tanto, desarrollar en fincas la agricultura; etc. Es como un plan piloto de lo que habría que hacer en este país.

Dónde va Raúl después de decenas de años dirigiendo el Ejército y resolviendo estos problemas  de que estamos hablando y cuál va a ser su cantera. Hay dos canteras, para mí,  en el país: esa (las Fuerzas Armadas)  y los iguales que ustedes en otros terrenos (de la vida política nacional); porque no vamos a resolver los problemas de la economía con   periodistas. Eso sería un disparate, esto con todo respeto hacia ustedes.

Esa es la respuesta que te doy, a mí no me preocupa. Yo creo que tenemos que escoger otro camino, este y otro camino, pero que nos llevará algún tiempo, como Estado y como vanguardia revolucionaria- si es que lo seguimos siendo. Ese camino es llenar todo lo que se pueda con think tanks, es decir grupos de reflexión y análisis, de diseño de potenciales para aprovechar así el talento que hemos creado y que anda por ahí, a veces sirviendo en las cafeterías.

Lidia 2º Periodismo: 1-“Dentro de la Revolución todo, contra la Revolución nada”, ¿cómo afecta esta frase el desenvolvimiento creativo, ideológico e intelectual de los creadores en la Revolución? 2-¿Qué oportunidades y opciones tienen en Cuba las personas que no son revolucionarias?

Alfredo Guevara: Voy a empezar por la segunda pregunta. Primero habrá que preguntárselo a esas personas para que podamos evaluar cuáles son las dificultades que tienen (a las que no son revolucionarias). Yo tengo la convicción de que las personas que no son revolucionarias y sobre todo las que ya no son nada, son tantas que ya no nos damos cuenta quiénes son. Es una desgracia, una realidad, que yo si fuera periodista y me dieran el chance de publicarlo como titular en el Granma, no lo haría. Sino que como revolucionario militante  que soy, lucharía por desbaratar esa situación que tenemos, de masoquismo, especialmente entre nosotros, de vacuidad, de banalidad. Dije en el Instituto Superior de Arte, y parece que molestó a algunas gentes, que si yo fuera un joven – lo soy, pero si lo fuera de verdad y no necesitara de  un andador- el viernes y el sábado estaría en esta calle G con los jóvenes que están ahí.

Vamos a suponer que fuera lo que se supone que sería: un dirigente de la juventud -porque siempre he sido un revolucionario militante-. Yo estaría con los jóvenes allí, luchando por hacerle comprender cosas. No como un catequista ni como un testigo de Jehová, pero luchando, luchando.

Yo creo que lo único que es inadmisible es el  endogenismo de las organizaciones políticas. Yo no sé cómo es la organización de ustedes, la Juventud (UJC, Unión de Jóvenes Comunistas),  no la voy a juzgar; pero sé como es la organización mía del Partido (PCC, Partido Comunista de Cuba) -el núcleo quiero decir-. Nos reunirnos nosotros para mirarnos las caras y decirnos no sé qué cosa y nos bajó esto y no subió aquella otra cosa y después nos vamos para la casa y damos por resuelto todo,  pero resulta falso. Los revolucionarios o son vanguardia o quieren serlo o no son nada, no son revolucionarios. Y cuál es la tarea de la vanguardia,  sumar. La vanguardia es el núcleo estratégico. Es como las Cruzadas, qué hacían entonces, salir a catequizar, a convencer y a sumar gente a las ideas de su congregación. Yo creo que ese es el papel  del Partido también. El Partido es una iglesia, es decir, una congregación de mentes que renuncia a parte de su libertad para sumar muchas libertades y dedicarse a una tarea. Eso es lo que tiene que hacer la Juventud y el Partido, sumar y sumar: explicar hasta lo que no tiene explicación; buscar las explicaciones y si no las tiene, confesar “no tengo explicación para esto”. No hay otro camino para  dirigir un país y acelerar el proceso de desarrollo hasta el punto que pueda haber bienestar para todos. Defender lo defendible, aceptar lo no defendible y hacerse así querido y respetado.

Puede defenderse el derecho a no ser revolucionario. Lo que no se puede aceptar es la contrarrevolución, porque la contrarrevolución activa es aceptar el suicido. Y la revolución es una  vanguardia queriendo desarrollar un proyecto.

Jesús Arencibia, graduado de Periodismo y profesor de de la Facultad: 1-En muchos espacios intelectuales, como congreso de la UNEAC, se ha criticado a la prensa y a la educación, pero a veces siento  que no se critican a los factores que regulan a la prensa y a la educación. ¿Qué opinión tiene de estos factores reguladores?

Alfredo Guevara: Comenzaré por decirte que creo en el trabajo intelectual, en la formación intelectual rigurosa y no creo en la intelectualidad como un monolito, al menos yo no formo parte de ningún monolito. Yo creo que hay intelectuales revolucionarios, militantes, combatientes; que hay intelectuales respetabilísimos no revolucionarios – con todo derecho a no ser revolucionario-; también creo que hay intelectuales pre-post-castrista, que se están preparando, sutilmente, tal vez casi inconscientemente, para lo que vendrá después. Ellos tienen derecho a pensar que será (lo que vendrá) esto o lo otro, pero creo que la vida ha ido demostrando en los últimos años que, tal vez, van a llegar a una ancianidad más larga que la mía esperando y esperando que el pre sea el post.

Yo tengo una gran confianza de ver todavía un Juventud Rebelde multiplicado por diez. Nunca jamás recomendaré a nadie prudencia; te recomiendo que combatas. Que expresen, que luchen, que acepten correr riesgos. Porque esta vez los riesgos serán de otro carácter, y serán una contribución revolucionaria dentro de la Revolución.

Ivet González, graduada de Periodismo, profesora de la facultad: 1-¿Existe en Cuba un conflicto generacional? 2- Si existe, ¿está incidiendo negativamente en esta evolución con vocación socialista?

Alfredo Guevara: Sí hay un conflicto terrible que tienen los jóvenes y los jóvenes como yo también. Es el conflicto que existe entre el inmovilismo, la rutina, la inquietud y el tiempo que pasa. Yo pienso que no es un conflicto generacional, que es un conflicto sin edad.

Yo, por ejemplo,  he tenido la tentación -y no lo he hecho- de escribirle a Bruno Rodríguez (canciller cubano),  recomendándole que en el ISRI (Instituto Superior de Relaciones Internacionales), antes de estudiar a Marx, se estudie a Confucio. Porque los chinos no son una persona, ellos son mi bisabuelo, mi padre, yo, mi hijo, mi nieto. El sentido del tiempo no es igual que el nuestro. Ellos pueden incluso sacrificar generaciones para que China sea China. Pero, ¿nosotros seríamos capaces de eso? Ahí está el problema, cómo aplicar la solución China,  que funciona. Yo creo que debe haber un jueguito intermedio y que ese sea el que apliquemos,  pero no sacrificando generaciones. Ya bastante nos hemos sacrificado nosotros, no digo nosotros que tenemos esta edad, sino todos los que siguen, ustedes.

Jaime, 2º Periodismo: 1-¿Qué nos sugiere para enfrentar esos combates que se nos avecinan? 2-¿Cree usted que los jóvenes de hoy gozamos del mismo protagonismo para desarrollarnos como queremos? 3-¿La sociedad cubana escucha a sus jóvenes?

Alfredo Guevara: Mis profesores me enseñaron  mucho, pero lo que más me enseñaron fue a estudiar porque parte del combate es estudiar. Porque el combate es interior también, y hay que enriquecerse permanentemente. Estaré cultivándome hasta el último día y eso es lo que me permite estar con ustedes.

Yo creo que no los escuchamos como debiéramos y que tenemos que aprender –mi generación y la que nos sigue, no hablo en nombre de nadie ni de nada-. Creo que las generaciones mayores tenemos que aprender a hablar con ustedes, aprender de ustedes, a descubrir los nuevos lenguajes, la nueva forma de hablar. Con comunistas- estalinistas no hay modo de comunicarse. Hay que aprender a dialogar con los jóvenes. Yo vengo a esta reunión a aprender,  a saber cuáles son las inquietudes de ustedes, a recogerlas para mi alma.

Darío Alejandro, 2º Periodismo: ¿Cómo ve el fenómeno de la era digital en la sociedad cubana?

Alfredo Guevara: Es uno de los problemas más serios que tiene la vanguardia revolucionaria envejecida. En mi escala, yo soy uno de ellos. Igual que los oficiales guerrilleros campesinos no podían con ciertas cosas, yo creo que nuestra generación, nuestro mundo, nuestra vanguardia,  no acaba de comprender;  no acaba de entrarle a la revolución tecnológica digital que se está produciendo en el mundo.

Cuando empezaron a surgir los blogs, lo dije, pero inútilmente –yo creo que ahora es que empiezan comprender lentamente-, “si surgen 4 blogs contra nosotros, vamos a ser 40 a favor, vamos a hacer 40 aquí 40 allá”. Vamos a llenar el ciberespacio de ideas, pero que no sean las mismas: la repetición es la muerte. Yo estoy creando un sitio digital que se está llamando Nuevo Cine Latinoamericano, que va a ser nuevo cine y todo lo que le dé su real gana; yo quisiera que fuera como un periódico: es un sueño.

Profesor de Preparación para la Defensa: Hable sobre la sensibilidad humana de Fidel y Raúl.

Alfredo Guevara: Yo debería negarme a esta pregunta porque son mis hermanos. Yo he estado casi toda mi vida, hasta hace unos años, junto a Fidel. Fidel es un duro de verdad y su coraje es infinito, pero ha sabido conservar algo que Raúl también tiene y ahora se le empieza a descubrir a Raúl. Yo creo que ambos dirigentes han sabido ser duros y han conservado la capacidad de ternura. En el caso de Raúl descubrimos un Raúl que en las fuerzas armadas es duro; que tolera y decapita. Pero con la muerte de Vilma se descubrió ese Raúl familiar. Ternura pero con firmeza.

Rafael 2º Periodismo: 1-Usted hablaba de la creación en la Universidad de grupos de pensamiento y de acción, pero ¿existe  algún tipo de desconfianza  porque los jóvenes se reúnan para cuestionarse o para intercambiar dudas que tienen? 2-Hay investigadores que han  hecho estudios, a los que quizás la alta dirigencia del país no le haya prestado mucha atención y están disgregados por la Universidad o diversos Centros de Estudio, ¿qué opinión tiene al respecto?

Alfredo Guevara: No puedo darte una explicación ahora, yo tengo pendiente un encuentro con el Ministro de Educación Superior para conversar de algunas cosas. No estoy sobre el terreno, no puedo juzgar ciertos criterios de la Universidad. Creo -y es una de las cosas que le voy a plantear- que debiéramos usar mejor a los universitarios, a los que están cursando estudios y a los ya graduados, que debiéramos repartirlos en think-tanks; pero de acción también. Yo sé que algunos think-tanks, por ejemplo, los de la agricultura, van a ser muy difícil;  hemos destruido una capa de la sociedad.

Recuerdo que Fidel, en un momento, dado me planteó que los institutos técnicos especializados estuvieran  cerca de zonas agrícolas importantes,  y ¿saben lo que son hoy día?, institutos de  estudio de la  informática. A quién se le ocurre. Dónde están ahora los técnicos de campo para echar a andar la producción agraria. Yo he oído dirigentes que dicen “primero la producción”. Bueno sí, pero cómo. ¿Podremos realmente movilizar de nuevo la agricultura o hacer una agricultura muy de tecnología?

Yo creo que tenemos tantos universitarios, pero un millón de universitarios no quiere decir un millón de talentos. Pero 750 mil va y tienen algo, 500 mil va y tienen un poquito más, 250 mil ya se siente que valen la pena y 50 mil sirven para hacer una vanguardia. Descubramos, busquemos y desarrollemos esos talentos, igual que en la música,  por ejemplo. Yo odio el concepto masividad cuando no está bien pensado, pero sin duda alguna, la masividad repartida regionalmente, por todas partes, saca el talento. Tú me perdonas, pero yo me quedé quizás cortico con esta respuesta.

Adonis 4º Periodismo: 1-Opinión  sobre  el Congreso de la Juventud, 2-¿Qué pasos con voluntad o sin voluntad hay que dar para que en Cuba la Revolución siga revolucionándose? 3-¿Qué opina del trabajo de los medios cubanos en el contexto de la campaña mediática, dado que, me parece, abunda mucho la reacción de los ofendidos y no vemos las ofensas, (para muchos puede ser una campaña fantasma)?

Alfredo Guevara: Primero, yo no sé si es por ser un viejuco o por cualquier otra razón pero yo no estuve invitado al Congreso de la Juventud. Yo no sé nada, así que no tengo respuestas.

Campaña mediática: yo escribí una artículo que se titula Noticia y no noticia. Murió Zapata en huelga de hambre, no debió de morir. Si yo hubiera tenido el poder haría lo que se está haciendo con Fariñas, que es un loco; no lo dejo. Ahí empezó la campaña mediática como un acto de “solidaridad, de humanismo”. Pero no sé si sabes esto -porque nuestros medios no publican lo que hay que publicar,  no aprovechan  las cosas-; murió un estudiante que estuvo preso en una cárcel de Buenos Aires, en huelga de hambre, justo por esos días. La noticia la publicaron en Buenos Aires varios periódicos y ahí se quedó. Yo escogí (en el artículo) una serie de noticias para demostrar cómo las agencias, que son cuatro o cinco, dominadas por monopolios, controlan  la circulación de las  noticias  y deciden qué lo es y qué no lo es. Por qué el muchacho que murió en Buenos Aires no fue utilizado, porque existe una campaña contra los Kirchner; pero en Argentina, Buenos Aires es una especie de distrito federal que tiene sus policías, sus diputados, su justicia y se les murió a ellos, no se le murió a la Kirchner, de lo contrario toda la prensa se hubiera lanzado.

No te voy a decir que me siento encantado con nuestra prensa, pero ya en la prensa alternativa mi artículo está colado en La Jiribilla, en Rebelión.

Yo vi una entrevista en la televisión extranjera en la que estaban directores de grandes periódicos de todo el mundo. La discusión que fui siguiendo consiste en  si la prensa en papel tiene perspectiva. La nuestra no sé si tiene perspectiva o no tiene perspectiva, pero por ahora,  yo en la Casa del Festival no tengo papel. No hay papel en las imprentas, y ese papel que está imprimiendo el Instituto Cubano del Libro (ICL), es el mismo de Granma (órgano del PCC, con papel de baja calidad). Es  muy valioso para los ecologistas, pero para los archiveros es una porquería que no tiene nombre. Y los libros que está publicando el ICL no durarán  nada. Ojalá que los compradores los leas rápido, porque pronto no habrá libro.

Brenda, 3º Comunicación Social: ¿Qué cree  Alfredo Guevara de estos binomios en Cuba hoy: lo mío y lo nuestro, el decir y el hacer, esas zonas de coherencia y también de contradicción?

Alfredo Guevara: Estamos en una crisis que es de carácter político y moral, que tiene muchas facetas. Para mí lo más terrible no es el que se lleva esto o lo otro, lo más terrible es la vacuidad. Lo más terrible es ir caminando por la calle y no saber si la gente con que me cruzo son muertos-vivos o personas reales. Para mí, persona es el que piensa, el que estudia, el que profundiza, el que se plantea problemas, el que sufre. Estamos en tiempos de crisis y queremos superar esos tiempos. Esas cosas que están pasando últimamente: que alguien se apoderan de bienes, revela que el pre-post castrismo no está solo en el alma de algunos intelectuales, sino que anda por muchos lugares. Hay quienes se preparan para un capitalismo -espero que no llegue-,  pero no les va a llegar a ellos porque vamos a resistir.

Gallego 5º Periodismo: La institucionalidad parte del cumplimiento de las leyes 1-¿Será posible avanzar hacia una institucionalidad verdaderamente socialista,   mientras en nuestro país se desconoce y no se enseña la Constitución, mientras no se haga conocer públicamente el trabajo de la Asamblea Nacional, cuando en nuestra prensa no tiene cabida aún un trabajo como el de Esteban Morales (el referido a la corrupción en Cuba) -que considero revolucionario-? 2-¿Esto a qué se debe a la incapacidad de algunas personas que están pensando en otros conceptos o a la acción de esos grupos pre-post castristas que están apalancados en determinados lugares del poder y que no les conviene realmente discusión, que se fiscalice popularmente su acción y su trabajo?

Alfredo Guevara: Yo quisiera tener respuestas. Yo creo que vamos camino de eso más lentamente de lo que yo quisiera; pero que todo lo que se haga, todo lo que se pueda hacer va a depender  de algunos procesos extremadamente complejos. He pensado mucho cómo se va a hacer, y no tengo respuestas: pero hay que hacerlo. Está dicho ya públicamente que sobra un millón de personas en el aparato estatal. Ese millón de personas no solo sobra, estorba. Ese millón es el que no deja vivir a la ciudadanía; vas a buscar un permiso en un Ministerio y pasas por tantas manos. Hay una persona que conozco que ya tiene lograda su permuta y tiene que esperar 3 meses, pero si da 500 cuc (1 cuc equivale a 25 veces la moneda, el peso, con que se paga a la mayoría de los trabajadores cubanos)  se lo dan al día siguiente. Porque como tienen que vivir porque con 200 ó 300 pesos no se va a ninguna parte, se ha producido un fenómeno de corrupción generalizada: unos cobran  5 cuc, otros 10, otros 15 y este quiere 500.

Sin dudas que ya se estén planteando tan abiertamente estos problemas, hace pensar que vamos a avanzar. Ojalá que marchen. Muchos estudiantes y profesores de Derecho también se están planteando esta inquietud, y hay personas que debían ser más oídas, pues están planteando el problema no solo en la Constitución, que ya es mucho decir. Esperemos.

Maydelis 4º Periodismo: 1-¿Qué debería modificar el periodismo cubano para lograr un Noticiero como el Noticiero ICAIC Latinoamericano? 2- Ud. habla de una prensa alternativa donde ha publicado varias cosas, pero yo no considero que aquí en Cuba, Internet llegue a la mayoría de los cubanos. Usted es Alfredo Guevara y si usted dice en Juventud Rebelde o en Granma que quiere escribir lo que piensa, no le dirían que no. ¿Por qué no se propone llegar a más cantidad de personas a través de esos medios impresos que todavía existen?

Alfredo Guevara: Voy a empezar por el final, no te hagas ilusiones porque yo no me las hago. Yo he tenido que esperar hasta diez días para que me publiquen algo en un periódico. Yo no quise utilizar el poder, porque, curiosamente,  ese artículo, que demoraron tanto en publicar, lo había leído en mi casa Raúl Castro, y yo no lo dije nunca. Yo los dejé demorarse, los dejé hacerme la vida imposible y ni siquiera cuando me lo publicaron les dije que ese artículo,  que les había costado tanto trabajo aprobar,  lo había leído originalmente Raúl. No es nada fácil y pronto tendrás que lidiar con el disparate.

Yo creo que para lograr que los noticieros de la imagen se inspiren en ideas como las que dio lugar al Noticiero ICAIC Latinoamericano tendrían que tener un Santiago Álvarez, pero Santiagos Álvarez hay potencialmente, a lo mejor hay algunos entre ustedes. Pero para que ese Santiago Álvarez llegue a poder hacer noticieros tienen que desaparecer todos los estúpidos, todos los imbéciles y todos los ignorantes que ocupan hoy cargos. Hay que luchar por eso.

Mirtha 2º Periodismo: ¿Cuánto hace falta en nuestro discurso revolucionario el arte?

Alfredo Guevara: Pienso que la poesía está en todas partes, está en ti que estás haciendo esos planteamiento y está en muchos. Yo creo que la tarea del intelectual, de ustedes en formación, de los ya formados, es inundar el mundo de belleza, inundar el mundo de poesía, bondad, justicia. Hacer ese pequeño acercamiento que queremos hacer los seres humanos a la verdad.

Gabriel 4º Sociología (estudiante uruguayo): ¿Qué estrategias podría tener el sector de la juventud cubana patriótico, pero que está un poquito asqueado de cosas que aparecen diariamente y que conducen a la apatía  (decir que las cosas no se resuelven que no se solucionan)?

Alfredo Guevara: Yo no soy el Papa, tampoco soy miembro del Buró Político, menos aún de la dirección de la Juventud Comunista o de la FEU (Federación Estudiantil Universitaria). Yo sí te puedo decir que en las universidades y las reuniones con los jóvenes siempre me pasa lo que me ha pasado aquí: todo el mundo abierto, diciendo lo que piensa, y yo dando respuestas hasta donde puedo. Los jóvenes me hablan con franqueza, yo les hablo con franqueza. Siempre he planteado que jamás seré yo quien recomiende la prudencia; el que no sea audaz y combativo, allá él. Yo me he pasado la vida luchando. El resto pregúntaselo a los dirigentes de la Juventud, del Buró Político; yo no puedo hablar en nombre de ellos, pero lo único que te puedo contestar es el ejemplo que doy: siempre abierto a discutir con los jóvenes en todas partes.

REFLEXIONA MÁS EN PENSAMIENTO CRÍTICO CUBANO

Share

Anuncios
Comments
17 Responses to ““Jamás recomendaré a nadie prudencia””
  1. LDD dice:

    Estimada Katia:
    Me sorprendió encontrar otra versión del encuentro de Alfredo Guevara que tú publicas. Ante este, el tuyo aparece incompleto o mutilado.
    Al final del mensaje expongo el link.
    No me parece justo. ¿Qué hacer?
    Gracias.

    http://www.penultimosdias.com/2010/05/30/una-conferencia-de-alfredo-guevara/

    • destinocuba dice:

      Hola LDD, eres nuevo en esta esquina. Mira, puedes quedarte con la que más te cuadre. Nuestra versiòn fue hecha por uno de los presentes en esa conferencia, que es mi hijo, tambièn autor de este blog. El estudia en esa Facultad y estuvo ahì con Alfredo Guevara, y tenemos hasta la grabaciòn de la conferencia. Pero de todas formas, quèdate con la que màs te cuadre, con la que te satisfaga el corazòn o mejor dicho el pensamiento. Eso solo lo decides tù. Y como eres nuevo en estos predios, y sè que eres de aquì, porque me escribes desde un correo de una instituciòn de salud pùblica , en este blog no hace falta hacerse, como decimos en buen cubano, majà pinto para exponer lo que se piensa. Lo puedes hacer, con sinceridad y en confianza, como dice una presentadora de la TV que bien conoces.

  2. Rafael dice:

    mi opinión muy particular es que los que no estan con el proceso, ya sea por estar en contra o por ser de los oportunistas y majas vivos que decia guevara, nunca van a estar de acuerdo con cualquier replanteamiento del sistema, pero los que queremos que esta experiencia inedita sobreviva, sin toda la basura que tambien tiene pero con su aporte en humanismo y en pontencialidades, en lo que diferimos es solo en el ritmo en que se asumen esos cambios no en que tengan que hacerse, ya sea el presidente o el barrendero de la esquina de mi casa. Este dialogo entre cubanos es positivo, y como dialogo entre dos tiene que cada parte ceder, por eso es que no comprendo el papel que quiere asumir fariñas ahora en este momento, como si el hubiera sido el héroe de una batalla que sencillamente tuvo lugar cuando las condiciones lo exigieron, no una persona que sigue sin tener impacto ni siquiera en la comunidad en que vive, como si el resto de los humanos que vivimos en cuba y que sentimos y padecemos y pensamos no fueramos importante, solo él.

  3. Rafael dice:

    La prensa cubana no tiene precio, pero creo que algo esta cambiando. Esa nota de prensa del arzobispado publicada hoy en ambo diarios era impensable hace un año atrás. Las cosas que se están escribiendo en el sitio de la uneac, la revista Temas, blogs como este y la concientización de los ciudadanos de que hay que darle a la prensa el papel que tiene que jugar en una sociedad creo que va a un ritmo que no lo para ya nadie.
    Pero la prensa es solo una arista de nuestros problemas, a mi criterio lo principal es que la sociedad pueda ejercer un verdadero control y se concrete la participación de todos en vez de la enagenación en que caemos casi todos, siempre mostrando la tiñoza pero sin ofrecer la jaula.
    Lamentablemente la llamada disidencia o tipos como Fariñas o el pobre Zapata no defienden un modelo viable y alternativo, solo intereses personales y en muchos casos servilismo al gringo o al europeo que nos desprecia.
    Nuestra nación necesita de martianos que persigan estrellas y no arrastren yunques. Como dice Guevara, que se la jueguen sin prudencia pero sobre todo no por si o por deseos de protagonismo, sino pensando en todos, incluyendo a los más jodidos, a los genios y a esa masa amorfa de obreros y guajiros que producen la riqueza de la cual vive un país, que son los que peor la pasan en las crisis y los que menos disfrutan las bonanzas.

  4. Rafael dice:

    que es un preso politico o un disidente?
    Porque yo no estoy de acuerdo con muchas cosas que se hacen, desde la ley de emigración hasta que se hable de politica con la iglesia, normalmente esas cosas las hablo en el lugar y momento que creo adecuado y tambien periodicamente queda reflejado en un acta que teoricamente se pueden leer mucha gente. Nunca se me ha molestado ni se me ha perseguido y creo que soy lo mas lejano que se puede ser de un hijo de papá como se dice en cuba. Pero existen muchos ejemplos de gente que opina diferente, que es seguido regularmente por los medios internacinales y no estan presos, sencillamente proque lo que la ley cubana y la constitución de cualquier país persigue es a aquellas personas que reciben dinero de una potencia extranjera por actuar contra el gobierno. Y ese es el caso de la mayoría, reconocido incluso por ellos mismos frente a las camaras y por el congreso de los estados unidos que tiene retenido una parte de los 85 millones destinados a la disidencia.
    En cuanto al destierro forzado, estoy seguro que es como el cuento de la jicotea que cuando la iban a tirar a la candela decia que rico que rico y cuando la iban a tirar al agua empezó a gritar de terror, tan solo para que la echaran al charco y escapar. Así que no creo que sufran mucho ese destierro tan ansiado. y si alguno desea quedarse en casa no creo que suceda nada y se pueden quedar, Fariñas no aceptó irse y ahí está leyendo el granma a diario, en una sala de terapia ocupando una cama que a lo mejor le hace falta a un hijo de cualquiera y conversando de pelota con el oficial que lo atiende según nos cuenta el nuevo herald.
    ahora podran decir que esto es por Fariñas, pero el que camina cuba y conoce santa clara sabe que si existe alguna preocupación por Fariñas es porque como dijera martí, el sufrimiento de cualquier ser humano tenemos que sentirlo como nuestro en cualquier lugar del universo, no porque exista una sensibilidad especial por los presos, la mayoria de los cuales serían tratados por personas de baja estafa en cualquier lugar del mundo.
    En cuanto al sistema carcelario, tengo una duda, cual es el bueno o al menos el adecuado? en cual no se violan los derechos de los reos o se sigue a pie juntillas la constitución. Creo que debe haber un control social sobre esas cosas y sobre todo en general pero sin perder la perspectiva de que es un fenomeno universal y no cubano, al igual que la reinserción de los presos una vez que cumplen sus condenas o que las carceles sean reeducadoras y no escuelas de especializacion de delicuentes.

    • mau dice:

      Rafael, comparto en gran parte sus opiniones. Revise, por favor, lo que escribi anteriormente. El punto principal es la desinformaciòn que se tiene en Cuba. Y la responsabilidad que le puede caber en esto a los periodistas cubanos (no todos, por supuesto)
      Saludos

      • destinocuba dice:

        Mau, yo creo que la mayor responsabilidad en la desinformaciòn que hay sobre ciertos temas, sobre todos los espinosos como este, no es de los periodistas cubanos. Màs bien de quienes los dirigen y son los que en ùltima instancia desiden.
        Katia

  5. Rafael dice:

    Con animos de debatir e informarme creo que alteración del orden publico es lo suficientemente ambiguo para que unos digan que era un disidente y otros que agredió con armas blancas y no se que más. Lo que si está claro porque me ha tocado vivirlo en europa que es donde más bombo se le dió a la noticia, es que la vida de un ser humano es fundamental, independientemente de las causa en que se base su decisión de suicidarse, que el estado tiene una responsabilidad respecto a un individuo bajo su custodia pero que esa responsabilidad tiene limites bien claros. Y que el tratamiento que se le da mediaticamente no fue ni justo ni equilibrado y por tanto que habia una intencionalidad manifiesta destrás y que creo que en mucha gente buena hizo mella y se sensibilizó con Zapata mientrás se le obvió lo referente no solo al caso del chico argentino que es solo un ejemplo, sino a los miles de suicidios que ocurren en las carceles de todo el mundo, incluso de gente con demandas mucho más razonables que las de Zapata o las del chico argentino.
    Yo no creo que el mejor material humano sea el que trabaje en las prisiones pero dudo que sea cierto que se practique la tortura y que sea tal y como lo cuentan los opositores, sobre todo porque desde el punto de vista humano, eso lo unico que logra es darle argumentos a tu lucha y desde el punto de vista politico crearte disgustos innecesarios y propiciar politicas discriminatorias como la dichosa Posición común, que cuba ni siquiera argumenta que es buena o mala, sino que dice que porque se le aplica solo a cuba y no a otros violadores de los derechos humanos.
    Ya me he extendido un poco demasiado, pero es la falta de practica bloguera. disculpenme

    • mau dice:

      Parecerìa que el gobierno cubano va a liberar a 42 de los presos polìticos. Espero que Katia, ahora que su gobierno reconoce que son polìticos, no salte a decirme que son presos “comunes”. Esto serìa, en parte gracias a la huelga de hambre de Fariñas. Al que en Cuba, no le hacen reportajes, sino se lo hacen a sus “doctores”.
      En realidad no es una “liberaciòn” es un “destierro forzozo”, se los enviarìa a Europa, para que no molesten en la isla.
      Ya apareceràn “periodistas” del Granma a entrevistar a los carceleros de estos disidentes, quienes hablaràn de las bondades del règimen carcelario cubano. De los que opinan diferente, en Cuba, no se tendrà una palabra.
      Mis cordiales saludos

      • destinocuba dice:

        Mau revisé la nota publicada en Granma y dice al final:
        “Las autoridades cubanas informaron además que los 47 prisioneros que restan de los que fueron detenidos en 2003, serán puestos en libertad y podrán salir del país. Esta gestión será concluida en un período de tres a cuatro meses a partir de este momento.
        Este proceso ha tomado en consideración las propuestas expresadas previamente al cardenal Ortega por los familiares de los presos.”
        O yo no sè leer Mau o no leìste bien la nota original. Te dejo link para que la leas. Un saludo
        Katia
        http://www.granma.cubaweb.cu/2010/07/08/nacional/artic04.html
        PD. Rafael estoy de acuerdo contigo

      • mau dice:

        Katia querida, retiro lo dicho, el granma se hizo eco (pequeño, pero eco al fin) del tema. Cuando coloquè mi comentario no habìa visto el artìculo (si te fijas, fue puesto hoy en la mañana ese artìculo en el Granma).
        Perdona por ser mal pensado, pero no creìa que publicaran comentario alguno.
        Me hago cargo de mi error y pido las disculpas del caso, y concuerdo con Rafael, que algo esta cambiando en Cuba.
        Saludos

  6. Rafael dice:

    Es todo un placer, sitios honestos como este son los que se necesitan, no para defender criterios sino verdades, nos gusten o no, y que esos sitios respondan a la responsabilidad y deseo de crear de una persona creo que es maravilloso. Desde ya te aseguro que me tienen como un buen admirador, aunque solo por unos meses porque al regresar a la isla volveremos a la tortura de compartir 64 kb entre 200 maquinas y ya no es lo mismo.

    • mau dice:

      Rafael, sin ánimo de discutir, el paralelismo no lo hago yo. Lo hace Guevara. Yo trato de argumentar justamente que no son “casos paralelos”. Uno era un joven con un grave estado de salud, detenido por hurtos y robos reiterados, inclusive asaltos a mano armada, y el otro no, estaba en buen estado de salud, y fue detenido por “alteración del orden y desórdenes públicos”.
      Mis cordiales saludos

  7. Rafael dice:

    Es primera vez que entro a este blog y me alegra que existan sitios como este en la web. Este trabajo de Guevara que conoci a traves del blog de Fernando en la BBC Cartas desde Cuba, es muy valioso para los que queremos a Cuba y creemos que el futuro será diferente sin renunciar a la sociedad que tanto ha costado.
    En cuanto al comentario que aclara algunas cosas sobre el ejemplo del joven argentino fallecido, no entiendo que paralelo hace con Zapata, también preso comun, también atendido en hospitales y también exigiendo cosas que el sistema penitenciario no establece y por tanto no se puede adjudicar que se violó nada. Lo criticable en el caso de Zapata es el papel que jugó la prensa al conformarse con denigrar al hombre y mostrar los que de verdad se beneficaron del caso. Habia que haber profundizado, y el reportaje que pusieron en la televisión debio durar todo el espacio de la mesa redonda y dar mas elementos para que a nadie le quedara dudas del papel que jugó cada cual.
    Creo que la entrevista a Guevara nos muestra que nuestras ideas y los de la vanguardia de la revolución no son muy distintas y que entre todos podemos encontrar soluciones a corto plazo porque el factor tiempo está ahi tanto para ellos como para nosotros.

    • destinocuba dice:

      Rafael, bienvenido a este DestinoCuba, aùn joven porque apenas comenzamos a escribirlo en diciembre pasado. Y aquì estamos, hablando de lo humano y lo divino de esta tierra cubana. Tiene razòn en que nuestra prensa debiò profundizar màs, informar, analizar, contar desde el primer momento. Llegamos tarde una vez màs. Gracias por visitarnos y espero verlo con frecuencia por esta bitàcora, que ya no solo es mìa. Yo digo que es de madre, hijo y amigos. Un saludo
      katia

  8. mau dice:

    Seguramente el Sr. Guevara es un gran cineasta, pero creo que confunde cosas, me atrevo a corregir un punto, el dice : “murió un estudiante que estuvo preso en una cárcel de Buenos Aires, en huelga de hambre, justo por esos días. La noticia la publicaron en Buenos Aires varios periódicos y ahí se quedó…Por qué el muchacho que murió en Buenos Aires no fue utilizado, porque existe una campaña contra los Kirchner; pero en Argentina, Buenos Aires es una especie de distrito federal que tiene sus policías, sus diputados, su justicia y se les murió a ellos, no se le murió a la Kirchner, de lo contrario toda la prensa se hubiera lanzado”.
    El estudiante se llamaba Rubén Terzagui, tenía 41 años y era portador del Sida (HIV).Comenzó a estudiar estando en prisión y era un preso común. Su Huelga de hambre era por que consideraba que no era atendido correctamente por su enfermedad y solicitaba prisión domiciliaria. Fué llevado al Hospital, donde se lo atendió y regresó al penal. Falleció después de 9 días de huelga de hambre, aparentemente a causa del debilitamiento por su enfermedad.
    Estaba en la Unidad Penitenciaria de La Plata (en la ciudad de La Plata, capital de Provincia de Buenos Aires… que no es la capital de la República, como pretende el Sr. Guevara) La Provincia de Buenos Aires está gobernada por Scioli, que es partidario acérrimo de los Kirchner. Por lo que la prensa podría haber sido mucho más dura con ellos, según se desprendería de lo que dice el Sr, Guevara.
    Pero la diferencia con Zapata Tamayo es notable: Por un lado era un delincuente común, ya gravemente enfermo, se lo trató en un hospital, pero debido a su enfermedad fallece a los 9 días de huelga. Pudo estudiar desde su celda, y salía regularmente hacia la Universidad. Su huelga era pidiendo “prisión domiciliaria” por su estado de salud. Nada justifica su muerte, evidentemente si los jueces hubieran sido más flexibles, probablemente hubiese pasado mejor sus últimos días. Su caso fue reflejado en los diarios de Bs. As., pero no “atacaron” especialmente a los Kirchner por esto, a pesar de que Terzagui fallece en una prisión a cargo de Scioli, simplemente porque ellos no tenían la culpa de su muerte. Así todo existe una causa abierta para determinar fehacientemente las causas del fallecimiento.
    Mis saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Pasajeros a bordo

    • 85,691 clicks
  • free counters