Permuto para la Patagonia

Tengo un amigo que me cuenta del frío que hay por su San Juan argentino, para mí, casi llegando a la Patagonia . Me habla de los vientos zondas, de la baja humedad que puede secarte hasta la saliva si abres la boca, de las heladas que destruyeron un banano sembrado en su patio, de una alameda de hojas doradas, de la calefacción, y los siete abrigos que usa…

Y mientras mi amigo me habla de las maravillas de su invierno en el hemisferio sur, yo aquí sudando a mares, y ni con dos ventiladores puedo refrescarme. Con un pega pega en la piel, por la alta humedad, que ni bañándome tres veces al día se me quita.

Y si por casualidad me toca un apagón de emergencia… Imagínense, ni agua fría, ni ventilador, ni duchazos, nuestra alternativa criolla de baño en piscina.

Ay!, quien estuviera ahora en la Patagonia, en la puntica de la Tierra del Fuego, donde tengo un asiduo lector de este blog, que me encantaría conocer. A lo mejor le conviene una temporada veraniega en La Habana. En eso de permutar, ya tengo experiencia. Si logré una Habana-Sancti Spíritus-Taguasco, para poder llegar a estos bloques del Cerro, puede que, por un par de meses,  haga una estancia invernal en el fin (o el principio, no sé bien) de nuestra América.

No me importa que las temperaturas allá estén bajo cero,  y que mi amigo me pronostique un buen congelamiento. Yo le suelo recordar que para sobrevivir, los cubanos. Hasta hemos llegado a Alaska. Sin recordar los tantos que fueron a la Siberia, a trabajar en los tiempos de la gran ex-URSS, y hasta un meteorólogo espirituano, que una vez entrevisté, y me contó de su estancia de nueve meses en la mismísima Antártida.

Foto: Kaloian

Puede que esté divagando con este calor,  que ha impuesto temperaturas por encima de los 35 grados y más de 97 por ciento de humedad relativa, según los partes meteorológicos de Rubiera, lo más visto en nuestro noticiero de televisión. Quizás se me estén tostando hasta los sesos, y no se me ocurre nada mejor que esta permuta  para la Patagonia. Sinceramente no encuentro otra alternativa para poder ahorrar energía eléctrica y a la vez escapar del calor, que aquí en Cuba solo es resistible con aire acondicionado, agua fría y baños continuados.

Así no tengo que pasarme todo el día mirando el contador eléctrico,  porque si  rebaso los 200 kilowatts, ahí mismitico puede que tenga un ataque de asfixia por el precio de la cuenta. Por estos meses suelo pagar entre 50 y 60 pesos mensuales de electricidad. Y realmente es poco. Mi cuenta es ínfima, en comparación con la de un vecino que usa en las noches su aire acondicionado.  Paga por encima de los 300 y hasta 400 pesos mensuales. Solo unos 100 pesos menos, que lo que yo gano en un mes de trabajo.

¿Dije aire acondicionado? Perdón, no es mi intención alabar al equipo maldito. Que a nadie se le ocurra usarlo, por favor.  Incluso, yo tuve uno y lo cambié por dos ventiladores. Mi mejor aporte a la economía, y  mi peor negocio también.

Muchos de esos armatostes están fuera de circulación. Bien apagaditos, y con siete candados para que a nadie se le ocurra enchufarlos a la red eléctrica. Cero aire. Ni en tiendas, centros de trabajo, estudios de radio o televisión, aulas de computación, oficinas, hospitales, escuelas, ministerios…

El que no tenga una penca o un abanico, está frito, frito de verdad. No obstante, las cubanas estamos volviendo a usar esa última prenda, imprescindible en toda mujer . Yo los adoro y cada verano uso dos o tres.  Ño!, ¿ me estoy volviendo consumista de abanicos?  Puede que por ahí esté derrochando igual.

Pero antes de permutar para la Patagonia, pondría juntos -ocho horas seguidas- a todos los arquitectos de Cuba, en la redacción donde trabajo. Mira que ocurrírseles diseñar locales con esos sistemas de ventilación tan costosos y consumidores de energía.

No pudieron pensar en la crisis energética mundial, en el cenit del petróleo, en las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, o en el cambio climático, que tiene loco hoy a todos los científicos del mundo.

La falta de previsión de esos profesionales  impulsan mis deseos de ir  a la Patagonia. Solo por estos meses, porque saben que yo soy como las palmas reales, cubanas, cubanísimas. No vaya a ser que Mau y el Comunista ya estén pensando lo que no es. Permutaría por el calor, y regresaría en septiembre. Ojalá que mi lector de la Tierra del Fuego esté pasando tremendo frío  y, como yo, esté loco por cambiar de aire, digo de temperatura.

Katia Monteagudo

Anuncios
Comments
7 Responses to “Permuto para la Patagonia”
  1. ruperto dice:

    Amiga, un cambio de aire o clima de manera temporal no le viene mal a nadie, Si cambiamos este hermoso y caluroso verano por un invierno gélido, con temperaturas bajo cero, por unos pocos meses seria de maravilla. Te lo digo por experiencia propia. Ya en una ocasión deje atrás mis calores húmedos y viví bajo cero casi un año y a pesar de los abrigos, guantes, sombreros, bufandas, ropa interior larga de lana, botas, medias gruesas , buena comida rica en grasa, con su te caliente, patines para la nieve y esquíes que aprendí a usar, además de disfrutar las guerras a bolas de nieve y la construcción de espléndidos muñecones no fueron pocas las veces que sentí nostalgia por mi calles, mi malecón, mis árboles y también de mis playas con tremendo sol, arenas calientes y ese calor que te cocina hasta los sesos y los huesos. Te cuento de mi experiencia porque a pesar de haber disfrutado del frio sin aire acondicionado que sustituíamos por los calentadores eléctricos o de gas para sugerirte que valores bien los pro y los contra de los deseos de escapar del calor sofocante y húmedo que luego extrañamos. Yo en tu lugar coordinaría con el amigo de San Juan, para que nos invite a pasarnos una mini temporada de 15-30 días por esos blancos lares para huir un poco de este calor que también me tiene loco. Parece que ya me tiene como a ti los sesos medio fundidos porque no acabo de comprender como es que con seis o siete horas de trabajo nocturno del aire acondicionado ahorrador nuevo que me cambiaron por el mío viejo funcionando perfectamente y gastando menos que el LG ahora la factura eléctrica nuestra supera en cien o mas pesos la de tu vecino.Ruperto

    • destinocuba dice:

      Hola Ruperto, no es mala la idea de ir por San Juan, me ha contado mi amigo que es una ciudad muy tranquila, pequeña, parecida a mi Sancti Spíritus natal, y que también hay un buen frio por esta época. Puede que también le proponga a mi amigo sanjuanino una permuta temporal. Pero bueno, la Patagonia es la Patagonia. Lo de tu aire acondicionado puede que sea un misterio más de los equipos chinos, que ya sabes el mal karma que tienen. Y ya lo dije, la única forma de ahorrar es mudarse, porque este calor cubano no hay quien lo resista, sin aire acondicionado, agua fria, y tres baños al dia. Mi cuenta este mes quintuplicó a la de enero, y tengo los mismos equipos. Solo que ahora se usan los ventiladores. ¿Misterios del calor?

  2. destinocuba dice:

    Mau, primero vamos a esperar que se concrete porque realmente fue un proyecto de ley que se aprobó en una camara de representante, todavìa falta que se apruebe en las dos càmaras del congreso legislativo. el proyecto es para aprobrar una Ley de Impulso a las Exportaciones y Reforma a las Restricciones de Viajes. eso serìa bueno, aunque no podamos con la avalancha de turistas. Y serìa un primer paso para derribar el muro. Celebraremos sin duda, cuando se caiga el bloqueo, que no serà en un dìa ni dos. es todo un proceso, pero celebro que me traigas tan buenas noticias al blog. Gracias, Otro saludo cordial
    Katia

  3. mau dice:

    Parece que se acabarìa el bloqueo a Cuba, un comite del congreso aprobò (por 25 a 20) poner fin a las restricciones de viajes y limitaciones de ventas de productos, permitiendo ademàs el financiamiento de las compras que se realizen desde la isla.
    Fuente : http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=95796
    Celebramos o no esta noticia ?? como todo tiene sus pro y sus contras… me encantarìa leer comentarios del comunista y de Katia al respecto
    Mis cordiales saludos

  4. José Manuel dice:

    Y dentro de 20 días, cuando Lorenzo, el sol, más pega, mi hijo, que Dios -si hubiera o hubiese- le coja confesado, se va a conocer tu tierra.
    Katia si quieres pasar un verano templado (alrededor de los 20º), aquí en Asturias tienes una habitación a tu libre disposición e incluso podrías probar nuestra famosa fabada asturiana.
    Por desgracia para ti solamente los turistas pueden saborear el abrigo de las chaquetas en los gélidos y confortables hoteles habaneros. Por eso cada vez admiro más en ti tu espíritu socialista.
    Salud(os) compañera.

  5. Revolucionario hasta la Muerte dice:

    ja, ja, ja. Como me he reido con tu articulo. Quien lee tus comentarios serios no se imagina que tienes tan buen humor.

  6. mau dice:

    Me gustó este artículo (será porque me nombras?), y te aseguro que tu lector fueguino permutaría sin pensarlo mucho, contigo. Aquí es invierno y tierra del fuego debe estar bajo cero, y con un vientito de la antartida que te cala los huesos.
    Somos así, deseamos, queremos, añoramos lo que no tenemos, pero despues de un tiempito en la patagonia extrañarás tu calor y tu humedad. Y tu malecón. Te lo aseguro.
    Extrañarás tu tierra, tu patria, tu gente…creo (y esto puedes preguntarlo a los emigrantes cubanos dispersos por el mundo) que lo que menos extrañarás será tu socialismo.
    Es mi parecer, y ya ves, no puedo con mi genio.
    Un saludo y un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Pasajeros a bordo

    • 84,876 clicks
  • free counters
  • Este mes, desde