Con fiebre de fútbol

Ya llevo más de un mes de reposo post operatorio y la única fiebre que he padecido es la del fútbol. Reconozco que soy una fan sui géneris. Solo sigo este deporte de mundial en mundial. Pero algo de especial debe tener, porque el que le ponga atención un minuto, le aseguro que queda atrapado en el juego.

Por suerte, mi convalecencia ha coincidido con los días de este mundial en Sudáfrica, y han sido muy pocos los partidos que no he visto. Al menos, no he tenido que escaparme del trabajo o faltar para seguir en vivo cada juego. Y en ese tiempo, más la influencia de un buen amigo, el fútbol me ha ido atrapando, al punto de que hoy me levanté disparada para el televisor, pensando que ya era martes 6 de julio y que comenzaban las semifinales.

Confieso que hasta me atreví hacer una apuesta con ese buen amigo, futbolista desde el vientre, y cada día hemos competido con nuestros propios pronósticos de ganadores y perdedores. Modestamente, estamos empatados. Y todo indica que nuestra apuesta se va a decidir en la final. El no pierde la esperanza de que un equipo latinoamericano gane la copa, con Uruguay aún en la pelea, y yo ya le aposté a Alemania, como la gran ganadora, muy a mi pesar, porque mi gran ilusión era Argentina, igual que la suya.

También por momentos pensé en Brasil, que también hizo añicos mis esperanzas de verlo batirse en una semifinal o final. Sinceramente, en esta copa ningún pronóstico ha dado pie con bola. Ni los más especializados. Y los resultados de cada día han sido un verdadero asombro. Muy pocos de los equipos previstos, solo Alemania y España, pudieron llegar a las semifinales. Y mira que me he disparado comentarios por estos días. Escritos, radiales y hasta televisivos.

Por favor, no abran más la boca hasta que se acabe el juego. Creo que a Messi le hicieron mal de ojo, de tanto repetirle que es “el mejor jugador del mundo”. Y aunque este no fue su mundial, yo sigo enamorada de la Pulga.

Ni los Ladas escaparon de la furia albiceleste

No obstante de mi apuesta por los alemanes -ni piensen que es dinero-, todavía visto una camiseta del color de la bandera argentina, la misma que usé el sábado pasado para ver el juego contra los teutones, en el que como buena fan de los albicelestes, grité, insulté y hasta me pinté en la cara los colores de su bandera. “¡Qué fiebre!”, asegura mi hijo, que no imaginaba mis ímpetus futbolísticos.

Lo único que me faltó fue una vuvuzela, aunque hice ruido con todos mis calderos, porque aquí, en los bloques del Cerro, son fans a los alemanes, y de alguna manera yo tenía que destacarme. Una vez más, como en los días de la final del play off de la serie nacional de pelota, quedé sola en territorio enemigo.

Por suerte, en mi viejo barrio de Jesús María, allá en Sancti Spíritus, apostaron por Maradona, Messi, el Pipita y cada uno de los jugadores inmensos que tiene el equipo argentino. Y hasta mi correo me hicieron llegar las fotos de la esquina caliente que armaron en la calle, donde está ubicada mi casa natal. Aún hoy sigue dibujado el cartel que mis antiguos vecinos hicieron sobre una pared colonial. Aquí  les dejo estas imágenes como prueba de que mi fiebre no es única… ¡Vamooos, vamooos Argentina/, vamooos, vamooos a ganar!…

Katia Monteagudo

Anuncios
Comments
8 Responses to “Con fiebre de fútbol”
  1. José Manuel dice:

    Gracias Katia. Los holandeses ataron bien a los españoles y fueron duros de roer, también se merecieron el mundial.

  2. destinocuba dice:

    Otra vez te felicito José Manuel. Eres el campeón. Brindo con cafè, limonada y hasta jugo de mango… De todas formas ha sido un gran mundial, para mi ha sido especial porque me ha ayudado a sanar y a querer màs a mis buenos amigos, que aquì siguen en este DestinoCuba. Un abrazo para todos,
    Katia

  3. destinocuba dice:

    Felicidades Jose Manuel. La Furia Roja se luciò. Mis respetos, ahora vamos a ver què pasa el domingo. Perdì mi apuesta, y los teutones tambièn. Increìble, porque son una aplanadora. Dicen que fue una maldiciòn de los argentinos. Bueno, si fue por eso, entonces bien perdido, porque realmente yo querìa que ganara Maradona. Pero todavia me queda en la pelea uno de mis viejos amores: La Naranja Mecànica. De todas formas, a estas alturas solo me queda decir: Que gane el mejor… Y realmente me tomè el cafè dulce cuando se acabò el juego y brindé a tu salud, un abrazo
    katia

  4. José Manuel dice:

    Pobre Katia. Apostó a caballo perdedor (snif, snif). No tuvo en cuenta que el equipo teutón se tiene que enfrentar en “semis” a la terrible Roja cuyo dorsal nº 7 no es otro que el asturiano Villa Maravilla.
    Dentro de una hora comenzará la otra semifinal que para desgracia del continente americano dejará apartado al último “mohicano” uruguayo. Y eso que Forlán aprendió mucho este año en los campos hispanos.
    Si todo se desarrolla de acuerdo a la “ciencia” deportiva la final del domingo no puede ser otra que Holanda – España. ¡Y que gane el mejor! (… y si éste habla castellano, mejor que mejor).
    Katia, la mala suerte que tuvo “la pulga” es que no tuvo a su lado a sus “compis” del Barça Xavi, Iniesta, Busquets, Piqué, Puyol y por supuesto su nuevo compañero de ataque… Villa. El Messi que has visto en el Mundial no tiene nada que ver con el “mago” que son su “varita mágica” (léase pierna izquierda) tiene hechizado al mundo futbolero desde los campos españoles.
    Katia, mañana prepara dos tazas de buen café cubano a la hora del partido Alemania – España, bébete el primero sin azúcar en honor de los germanos y deja el azucarado para tomarlo a mi salud hora y media más tarde.

    Campeones…, campeones,,,, oé…, oé…, oé….

    PD: Espero que todo esto no haya sido un iluso sueño (je, je).

    • destinocuba dice:

      Qué bueno José Manuel, comenzamos esta esquina caliente, a la cubana… Ahora si que se puso bueno, y saltó la furia roja. Pero me parece que ese final mi querido Jose Manuel va a ser dificil de ver. Y hasta Mau se va a quedar con las ganas de ver a Uruguay alzar la copa. Lo siento por los dos, pero Alemania es imparable. (No tengo vuvuzelas, pero imaginen en este momento que la estoy sonando)
      Sí, realmente me quedé con ganas de ver la magia del Messi, pero yo lo quiero al igual que al Pipita. También me gusta el Wuaje Villa, Luisito el uruguayo, Cristiano Ronaldo, Kaká… hay tantos . Mira que esta fiebre es pegajosa y me ha hecho muy bien en estos días de reposo post operatorio. un abrazo
      Katia

      • José Manuel dice:

        Gooooooooooooooooooooooooooooooooooooooool. Gol de Puyol.
        Lo siento Katia pero no pudo ser. El mejor juego de la Roja mereció el pase a la final.
        Ahora solamente nos queda el postre del domingo: Naranjas. Espero que no se nos indigesten (je, je).

  5. mau dice:

    Katia,
    Alabo que te prendiera la pasiòn futbolera, algo que veo en Cuba es mucha, a pesar de no competir internacionalmente.
    Sè que lo de Uds. es el beisbol, pero bueno, para nosotros eso es “deporte de gringos”. Ojalà el mundial ayude, a que los muchachitos cubanos tomen una pelota y se larguen a jugar en las calles… es un deporte muy popular en todo el mundo, para que Uds no lo practiquen intensamente…
    Yo le voy a Uruguay, por ser latinoamericano, no puedo ser objetivo, el futbol es pasional. Y cual es tu pronòstico para hoy?
    Saludos

    P.D: Vamoos vamooos Argentinaaaa…. viste el recibimiento a la selecciòn argentina? ni que hubieran ganado la copa. Làstima el contraste con el recibimiento a Brasil.

    • destinocuba dice:

      Mau, la pasión por el deporte en Cuba es grande. Y por cualquier calle se puede ver a los muchachos jugando a la pelota o pateándola. Jugamos a la pelota como los cubanos, aunque los gringos la inventaron. Como igual los ingleses inventaron el fútbol, y en tu Argentina es más que fiebre. Así somos también, como un pueblo más de este planeta. Y hoy, como latinoamericana quiero que gane Uruguay, aunque me encanta el juego de los holandeses. La Naranja Mecánica siempre ha estado entre mis favoritos. Ya tengo una apuesta hecha, y para eso hace falta que Uruguay gane hoy y pase a la final. El 11 de julio, quien sabe, si yo también gano una copa del mundo. Saludos
      Katia
      PD. Muy bien merecido el recibimiento al equipo argentino, làstima que los brasileños no tuvieron uno igual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Pasajeros a bordo

    • 85,142 clicks
  • free counters