“Nuestra nación necesita de martianos que persigan estrellas y no arrastren yunques”

La frase que titula este artículo no lo dijo Alfredo Guevara, ni Silvio Rodríguez, ni algún otro intelectual cuyas reflexiones sobre los problemas de nuestra nación, han comenzado a surgir en estos momentos de tan necesaria lucidez. Hasta aquí han llegado infinidad de lectores, gracias a un colaborador que puso un link a estas páginas en el comentario del periodista de la BBC en Cuba, Fernando Ravsberg, sobre la conferencia de Guevara en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, publicada por este blog semanas antes. Entre ellos, ha aparecido un internauta que se hace identificar como Rafael. Aunque no he encontrado ninguna encuesta que avale mi suposición, creo que los comentarios de los lectores muchas veces pasan desapercibidos, aún cuando puedan resultar más interesantes que lo expuesto por los propios textos iniciadores del debate. Los comentarios de Rafael han originado una provechosa discusión y por ello, he querido reproducir sus palabras. Reflexiones sobre esta isla terca, son ahora más necesarias que nunca.

Creo que la entrevista a Guevara nos muestra que nuestras ideas y los de la vanguardia de la Revolución no son muy distintas y que entre todos podemos encontrar soluciones a corto plazo, porque el factor tiempo está ahí tanto para ellos como para nosotros.

La prensa cubana no tiene precio, pero creo que algo está cambiando. Esa nota de prensa del arzobispado publicada hoy en ambos diarios (la referida al anuncio de la liberación de los “presos políticos”) era impensable hace un año atrás. Las cosas que se están escribiendo en el sitio de la UNEAC, la revista Temas, o blogs como estos y la concientización de los ciudadanos de que hay que darle a la prensa el papel que tiene que jugar en una sociedad, creo que va a un ritmo que no lo para ya nadie.

Pero la prensa es solo una arista de nuestros problemas. A mi criterio lo principal es que la sociedad pueda ejercer un verdadero control y se concrete la participación de todos en vez de la enajenación en que caemos casi todos, siempre mostrando la tiñosa pero sin ofrecer la jaula.

Lamentablemente la llamada disidencia o tipos como Fariñas o el pobre Zapata no defienden un modelo viable y alternativo, solo intereses personales y en muchos casos servilismo al gringo o al europeo que nos desprecia. Nuestra nación necesita de martianos que persigan estrellas y no arrastren yunques. Como dice Guevara, que se la jueguen sin prudencia pero sobre todo, no por sí o por deseos de protagonismo, sino pensando en todos, incluyendo a los más jodidos, a los genios y a esa masa amorfa de obreros y guajiros que producen la riqueza de la cual vive un país, que son los que peor la pasan en las crisis y los que menos disfrutan las bonanzas.

Foto: Kaloian

Mi opinión muy particular es que quienes no están con el proceso, ya sea por estar en contra o por ser de los oportunistas y majas vivos que decía Guevara, nunca van a estar de acuerdo con cualquier replanteamiento del sistema. Pero quienes queremos que esta experiencia inédita sobreviva, sin toda la basura que también tiene pero con su aporte en humanismo y en potencialidades, en lo que diferimos es solo en el ritmo en que se asumen esos cambios, no en que tengan que hacerse, ya sea el presidente o el barrendero de la esquina de mi casa. Este dialogo entre cubanos es positivo, y como dialogo entre dos tiene que cada parte ceder, por eso es que no comprendo el papel que quiere asumir Fariñas ahora en este momento, como si él hubiera sido el héroe de una batalla que sencillamente tuvo lugar cuando las condiciones lo exigieron, no una persona que sigue sin tener impacto ni siquiera en la comunidad en que vive, como si el resto de los humanos que vivimos en Cuba y que sentimos y padecemos y pensamos no fuéramos importante, solo él.

¿Qué es un preso político o un disidente?
Porque yo no estoy de acuerdo con muchas cosas que se hacen, desde la ley de emigración hasta que se hable de política con la iglesia. Normalmente esas cosas las hablo en el lugar y momento que creo adecuado y también periódicamente queda reflejado en un acta que teóricamente pueden leer mucha gente (se refiere a las reuniones en los núcleos de la militancia comunista, en las que mensualmente se discuten problemas de la sociedad cubana). Nunca se me ha molestado, ni se me ha perseguido y creo que soy lo más lejano que se puede ser de un hijo de papá (existe una percepción popular de que son intocables los hijos de altos funcionarios del país).

Pero existen muchos ejemplos de gente que opina diferente, que es seguido regularmente por los medios internacionales y no están presos, sencillamente porque lo que la ley cubana y la Constitución de cualquier país persigue son a aquellas personas que reciben dinero de una potencia extranjera por actuar contra el gobierno. Y ese es el caso de la mayoría, reconocido incluso por ellos mismos frente a las cámaras y por el congreso de los Estados Unidos que tiene retenido una parte de los 85 millones destinados a la disidencia.

En cuanto al destierro forzado (en referencia a la liberación  y posible salida del país de 47 prisioneros detenidos en el 2003), estoy seguro que es como el cuento de la jicotea que cuando la iban a tirar a la candela decía que rico que rico y cuando la iban a tirar al agua empezó a gritar de terror, tan solo para que la echaran al charco y escapar. Así que no creo que sufran mucho ese destierro tan ansiado. Y si alguno desea quedarse en casa no creo que suceda nada. Se pueden quedar, Fariñas no aceptó irse y ahí está leyendo el Granma a diario, en una sala de terapia ocupando una cama que a lo mejor le hace falta a un hijo de cualquiera y conversando de pelota con el oficial que lo atiende según nos cuenta el Nuevo Herald.

Ahora podrán decir que esto es por Fariñas, pero el que camina Cuba y conoce Santa Clara sabe que si existe alguna preocupación por Fariñas es porque como dijera Martí, el sufrimiento de cualquier ser humano tenemos que sentirlo como nuestro en cualquier lugar del universo, no porque exista una sensibilidad especial por los presos, la mayoría de los cuales serían tratados por personas de baja calaña en cualquier lugar del mundo.

Anuncios
Comments
12 Responses to ““Nuestra nación necesita de martianos que persigan estrellas y no arrastren yunques””
  1. Rafael dice:

    hola, disculpen la demora en acceder de nuevo a esta nota. Creo entender que GY es generación Y. Quisiera dar mi opinion al respecto. Mis grandes decepciones de GY fue el tipo de debate homogeneo y monotemático que se establece que contrasta con el texto de la autora tan flexible y que unas veces me hace recordar a Ricardo Arenas, otras a Isabela allende y así me va cambiando de autores y me hacen parecer como si fuera un pobre critico de arte y me diera cuenta que en El Prado son todas copias baratas de los clásicos.
    Luego vi varios articulos en rebelion que demostraban el apoyo tecnologico que tiene el blog (eso de que tenga traducción simultanea a 18 idiomas que ni siquiera la ONU puede tenerlo) y la entrevista que le hizo el periodista frances en la habana donde demostró una capacidad intelectual medianamente baja y me convencieron de que no me habia equivocación cuando pensé que era unn gran timo que se habia montado. Ya tenia serias dudas cuando narró aquella ficticia golpiza que nada tiene que ver con como actua la seguridad en cuba y no mostró fotos de su rostro a pesar de que hubiera sido un bombazo editorial mayor que la foto de Zapata muerto. Y tuve más dudas cuando ví al esposo retando verbalmente al seguroso que habia golpeado a su esposa, un acto poco viril que nada tiene que ver con los cubanos que yo conozco.
    Pero lo triste de GY es que tanto bombo mediatico lo ha convertido en sitio de lectura de muchos cubanos en el exterior que ven reflejada muchas cosas de su vida cotidiana, relacionada con aspectos politicos e ideologicos que diariamente se les bombardea en los medios de comunicación y a veces descargan allí toda su nostalgia y muchos de ellos su decepción por la vida que escogieron, culpando a un estado que los hizo huir hacia la buena vida que no encontraron. El drama de la mayoria de los emigrados.
    Pero GY hace un reflejo muy parcializado de la sociedad cubana, muestra verdades tergiversadas o no pero no como complemento de la dieta del cubano sino como su vida entera. En ese blog no está el humor de los cubanos, la lucha diaria por sobrevivir, la tranquilidad de una vida simple pero con sentido, la necesidad de la familia. Se sobresalta la figura del que se va para ayudar a la familia o por mejorar su estatus economico y se ignora a los que teniendo la posibilidad de tener un empleo digno en cualquier lugar del universo se quedan, prefieren andar en bicicleta, desayunar con el pan de cada dia e ir al trabajo a veces a luchar contra incomprensiones y también descaros.
    Por eso es que creo que GY nunca será una alternativa para mostrar cuba, pero es bueno que exista siempre que otros blogs hagan el trabajo que les corresponde, la mentira puede correr mucho pero la verdad al final la alcanza, dice mi papá.

  2. Comunista hasta la Muerte dice:

    Mau:

    Totalmente de acuerdo contigo sobre GY.

    En mi opinion tambien refleja que las heridas causadas por la toma de poder a travez de la fuerza armada duran mas de una generacion.

    Por eso creo es impresindible que cualquier cambio o reforma sea totalmente por la via pacifica. Seria desastroso una nueva generacion de hermanos odiandose unos a otros.

    Muchos saludos.

    • destinocuba dice:

      Comunista querido, perdona mi cuchareta, pero tu sabes que a mi me gusta la historia de Cuba. Es cierto que el poder fue tomado por la fuerza, pero dicho asì se puede pensar en las mùltiples variantes, incluido un golpe de Estado. El poder se asumio despues de una guerra, una guerra contra una dictadura. Una revoluciòn popular contra Batista. Solo eso querìa apuntar, ya que Mau y tú estàn hablando de trascendencia, y para el futuro de este blog, que espero modestamente pueda también tener, me gustan dejar bien claras las cosas. Saludos
      PD. Mau no hace falta gastar municiones pesadas, si todavìa no ha llegado el futuro. Tiempo al tiempo.

  3. mau dice:

    No puedo dejar de meter mi cuchareta…
    Rafael, mi nombre es Mauricio, pero mis amigos me dicen Mau. Un poco somos “amigos” virtuales en estos blogs, porque aunque pensemos distinto y nos sacamos los dientes (como katia y yo por ejemplo) si un dìa nos vemos cara a cara, nos tomaremos un cafè, y departiremos amigablemente… como si nos conocieramos en la vida “real”. Y el blog es algo parecido… es como tomar un cafè con amigos, y conversar de distintos temas, no sòlo polìtica, sino nuestras vivencias, nuestros sueños.. y hasta de pelota (o fùtbol en estos dìas).
    Otra cosa, no soy cubano, soy argentino. Por lo que podràs preguntarte que hago por estos lados. Conozco tu isla hermosa, a su gente y un poco, conozco su historia. Por supuesto que opino en blogs argentinos, de polìtica y de lo que sea, pero el tema cubano me atrapò. Y eso fuè a partir de GY, que si bien es un “chancleteo”, y predominan los exiliados, tiene un mèrito, que fue abrir el tema cubano al mundo.
    Me han dicho de todo por los blogs cubanos, que no tengo derecho a opinar, que soy “mercenario a sueldo del imperio”, que soy un “gusano de miami” etc. etc.
    Donde màs intolerancia he sentido, es en los blogs “oficialistas”, por decirle de alguna manera, que siguen ciegamente al gobierno cubano y que no toleran una pizca de “desviaciòn ideològica”. He sido “moderado” (silenciado) en màs de uno de ellos.
    De màs esta decir que “Destino Cuba” y nuestra anfitriona Katia, no esta en ese tono, y que si bien su blog no tiene un estilo “politico”, no puede substraerse al monotema cubano.
    Ya hechas las presentaciones, le doy la bienvenida tambìen, a este lugarcito del ciberespacio, y sigamos en el debate.
    Mis cordiales saludos

    • destinocuba dice:

      Mau, yo tampoco puedo dejar de meter mi cuchareta, y hasta sonrièndome (como suelo casi siempre enseñar mis dientes), difiero contigo de que el mèrito de GY ( creo que lo menciono por primera vez en este blog) sea el de abrir el tema cubano al mundo. Creo que el tema cubano està abierto al mundo hace mucho, o de lo contrario y te cito: “Conozco tu isla hermosa, a su gente y un poco, conozco su historia”. Eso me parece que no lo aprendiste en GY. Digo yo, y me sigo sonriendo. Un cordial saludo para ti,
      Katia

      • mau dice:

        Katia, tratar de minimizar o ignorar el impacto de GY, serìa poco inteligente. Puedes estar con ella, o contra ella. Pero tienes que tomar partido, lo que ya de por sì habla de su “popularidad”. Te dejo un ejercicio, piensa con cuantas personas has hablado ayer, por ejemplo, y con cuantas de ellas mencionaste a YS… sè que te sorprenderàs del resultado.
        Un abrazo y un saludo.

      • destinocuba dice:

        Mau, ni estoy en contra ni a favor de YS. GY es un blog màs, uno de los tantos. hay a quien le gusta. Hay a quien no. El mundo es diverso hasta para los gustos. Democràtico tambièn en gustos. O no? No niego su fama, e hice el ejercicio que me sugeriste. Recordè que hablè de ella, y hasta hoy, incluso. Pero ahora el ejercicio te lo dejo a ti, para el futuro. Dentro de cinco, 10, 15, 20 años o màs, piensa cuàntos podràn aùn hablar de YS. La verdadera fama es la que perdura en el tiempo, digo yo, y sigo sonriéndome Mau.

      • mau dice:

        Katia, concuerdo contigo en el tema “popularidad”… sin embargo GY lleva unos 3 años en la red, y su popularidad no ha decaido, si bien se ha ganado poderosos enemigos, especialmente despues de la famosa carta pidiendo el levantamiento del embargo al congreso de USA… Quizás en unos años, hablemos de su efímera popularidad, o de que fue una moda… o quizás siga despertando en nosotros sentimientos fuertes y contrapuestos. Creo (y puedo equivocarme) que ella no busca fama, busca algo similar a lo que buscan muchos cubanos.. sólo que utiliza un camino distinto…
        Sé que me vas a disparar munición pesada.. pero es mi opinión.. y quizás alguno de tus lectores la comparta.
        Mis cordiales saludos

  4. Comunista hasta la Muerte dice:

    Mi opinion, desde lejos y sentado en las gradas, como me dice Katia, es que hay muchos cubanos con deseos de cambios y dispuestos a poner su granito de arena.

    Me llama la atencion la frase de Rafael: “Mi opinión muy particular es que quienes no están con el proceso, ya sea por estar en contra o por ser de los oportunistas y majas vivos que decía Guevara, nunca van a estar de acuerdo con cualquier replanteamiento del sistema.”

    A mi manera de ver este proceso no ha sido mas que un experimento donde se ha pretendido mucho mas de lo que se ha alcanzado.

    Es cierto que se lograron progresos en el area de educacion y salud. Pero pagados con la ayuda solidaria de paises mas desarrollados.

    Seria interezante leer la opinion de Uds., los que viven en Cuba, en relacion a que hay que cambiar y cual es el mejor camino para hacerlo.

    Muchos saludos.

    • destinocuba dice:

      Comunista, sinceramente, hasta tus ideas -desde lejos y sentado en tus cómodas gradas- es bueno escucharlas. Asì como dice Rafael, afablemente, sin ofensas ni sobre tonos, o como yo suelo decirle a Mau, sin chancleteo polìtico. Necesitamos pensar a Cuba, pensarla bien, bajarnos de las gradas y de los pases de cuentas, unirnos a hacer un pais nuestro mejor. Un abrazo,
      Katia

  5. Rafael dice:

    Hola, mi nombre real es Rafael porque no me va eso de monerme seudonimos, por inexperiencia sobre todo, también soy un joven de donde hay un rio que ahora dará nombre a una provincia y soy de los cubanos que se quedaron en cuba aunque tambien de los que ha tenido la oportunidad de vivir con un sueldo de becario al otro lado del atlántico durante el tiempo suficiente como para valorar lo que tenemos y los riesgos que implica para el futuro de nuestra nación el callar nuestras razones. Me siento muy halagado por que mis comentarios les haya llamado la atención pero sobre todo estoy muy agradecido por encontrar un blog donde podamos tener un debate afable sin ofensas ni sobre tonos, algo que es imposible en sitios como Generación Y e incluso en un blog tan interesante como el de Fernando en la BBC.

    • destinocuba dice:

      Rafael, ya imaginaba que ese sería tu verdadero nombre, pero como no estàs obligado a decirlo, pensamos que serìa tu nickname. Mejor entonces, porque llevas el nombre -seguro que ya te lo han dicho mil veces-, del maestro de Martì. Halagados nos sentimos nosotros de tenerte entre nuestros lectores. Un abrazo
      katia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Pasajeros a bordo

    • 85,687 clicks
  • free counters