La receta china

Mi aversión por la cocina aún sigue en pie. Tengo mis días, y algunos platos me quedan bien. El arroz congrí es el mejor de todos los que hago, siempre que funcione la olla de presión eléctrica. Y aunque sigo siendo una cocinera emotiva, un día bien y tres mal, inexplicablemente tengo una pasión por los libros de recetas y programas de televisión sobre cómo hacerlas.

Por estos días, en que no me ha quedado más alternativa que reposar, he podido ver disímiles espacios televisivos dedicados a los secretos de las mezclas de vegetales, carnes, legumbres, especies. He observado cómo se pueden lograr nuevos sabores, decorar una mesa y hasta cómo conservar alimentos para muchos días.

No me quedan dudas de que cocinar es un arte. Como tampoco me quedan dudas de que nací sin ese arte, aunque viendo esos programas me he sentido como la Tita de la novela mexicana Como agua para chocolate. Me he imaginado como ella en una gran cocina, con un fogón siempre ardiente, machacando ajos o granos de cocoa, o batiendo huevos, y creando platos fabulosos para hacer besar, llorar o reír.

¡Qué imaginación! Realmente mi hijo se persigna cada vez que me paro frente al fogón. No pocas veces me ha botado de la cocina. Él es mucho mejor. Y yo feliz. Toda visita que llegue a mi casa sabe que le toca cocinar. Esa es la única condición para quedarse en mi morada. Bueno, si no quieren morir de hambre.

En la televisión cubana hay varios programas sobre estas artes. Con sabor, de producción nacional, resulta interesante por la sencillez de los platos que  ahí proponen. Aunque siempre se extraña a la gran Nitza Villapol y su Cocina al minuto. Insuperables hasta ahora.

Igual se hecha de menos un espacio o libros sobre la auténtica comida cubana. La bien criolla. La de los sofritos con ajo, cebolla, ajíes cachuchas, cilantro, orégano, laurel, comino, puré de tomate y manteca de puerco. La de los mojos con naranja agria y la de los plátanos maduros fritos. La del arroz blanco con carne de puerco, conservada en manteca, y la de los caldos de gallina, engordada con semillas de atejes. La de los casquitos de guayaba con queso blanco y la de los dulces de leche cortada de vaca.

Creo que dentro de un par de décadas ya nadie va a saber cómo hacer un potaje de frijoles negros, tamales, morcillas, catibía, fufú con empellas, fricasé de puerco, de chivo, o de pollo; ni ajiaco, arroz con pollo a la chorrera, yuca con mojo, chatinos, arroz con leche, dulce de toronja o de frutabomba en almíbar; tampoco, buñuelos de malanga, picadillo a la habanera, carne asada, bistec con cebollas, ajíes rellenos… Hay tantas y tantas recetas cubanísimas en el olvido. Muy ricas todas, como las hacía mi abuela Modesta, quien vivió hasta los 101 años y enseñó a mi madre, allá en Oriente, donde está el sabor auténtico de nuestra cocina, y que me perdonen los habaneros, que en eso son los peores de Cuba.

Foto: José Manuel Rodríguez Calleja

La verdadera comida cubana se extingue. Fenece por las bajas producciones agrícolas, los exorbitantes precios del mercado, las contradicciones de nuestra economía y de los salarios, huracanes, burocracias, desestímulos a quienes trabajan la tierra y el marabú. Tampoco olvidarnos del bloqueo, de la crisis económica mundial y hasta del cambio climático,  si de justificar se trata nuestro desamparo alimentario, aunque aquí nadie literalmente se muera de hambre.

Cuando Colón puso un pie en esta tierra, Cuba era un campo de yuca. Hoy, ni en los centros espirituales se encuentra la raíz milagrosa. Y eso que nuestros siboneyes o guanatabeyes no conocían la guataca ni los bueyes. La coa era su única herramienta, y con esa garantizaban el casabe de todo el año. Su pan era  lo mismo para los días de huracanes, que para los tiempos de guerra contra los caribes,  siempre asolando nuestras costas.

¡Lucha tu yuca taíno!, como dice un pegajoso estribillo,  que canta mi hijo para hacer yo, o más bien, reinventar el agua tibia en la cocina, y logre hacer nuevas versiones de esas recetas. Las mismas que vi hacer a mi abuela negra en una hornilla de carbón, y después a mi madre en un fogón Pike de petróleo, y de quien casi no pude aprender nada, entre escuelas y becas al o en el campo, y estudios fuera de provincia.

Pero si bien no hay programas para aprender nuestras recetas originales, sí hay uno que nos está enseñando cómo preparar la auténtica comida del Gigante Asiático.

El arte culinario chino se titula el espacio televiso. Lo pasan por el canal Multivisión. Yo no me lo pierdo. Y eso que mi amigo sanjuanino me ha contado también  de la mala fama que tiene esta comida.

Él es un buen cocinero y, como guajiro argentino, gusta de la mesa bien servida y abundante. Dice que “en los restaurantes chinos lo que hoy es tortilla, ayer fue una ensalada de papas, y puede que mañana sea otra cosa”.  “Existe un dicho que cuando llega un restaurante chino a la ciudad, desaparecen los perros y gatos callejeros”, me comenta, con su toque de humor negro.

No obstante,  me asegura que la ha probado varias veces y no es nada delicado para sus combinaciones de sabores. Confiesa además que le gustan sus mezclas, y eso es precisamente lo que a mí me llama la atención del referido programa asiático.

Realmente son recetas sencillas, fáciles y rápidas de hacer. Siempre y cuando se tengan todos los ingredientes. Imagínense preparar carne de res en soya fermentada. Aquí, en esta isla donde casi ni se ve una yuca, que se puede dar hasta debajo de las piedras. Sin pensar dónde comprar jengibre, semillas de sésamos, carne de res legalmente, soya negra fermentada, puerro, judías verdes, salsa picante, y sobre todo brote de bambú, un elemento que casi nunca falta.

Sincera e ingenuamente he hecho mis intentos. Hasta le he dado una lista a mi hijo para ver si en la Ciudad Deportiva o en Tulipán y Boyeros, los mejorcitos mercados estatales y más afines con mi bolsillo en esta urbe,  encuentra flor de loto, brote de bambú o semillas de sésamo para matar mi antojo de probar, alguna vez en mi vida, la auténtica comida de ese país. Pero siempre me mira con torva faz, y me recuerda que ni siquiera sé cocinar a la cubana. Yo le insisto en que busque y rebusque, porque a lo mejor es la única receta china que en este país se pueda hacer de verdad.

Katia Monteagudo

Anuncios
Comments
19 Responses to “La receta china”
  1. Hola Katia. Compartimos la preferencia por ese programa de Multivisión. En mi caso no es solo verlo sino tratar de adaptar las recetas a nuestras posibilidades. Mi acercamiento a la comida china me llegó por “obligación” hace casi 4 años que estuve casi 4 meses en la provincia de Gansu en China en un intercambio cultural. Desde entonces todo lo que me huele a la comida china me atrae y ese espacio trato de no perdérmelo.
    Ahhh, aún conservo mis palitos chinos y los uso con bastante frecuencia.

  2. destinocuba dice:

    A todos, bueno si se acuerdan también de las recetas, por favor, enviármelas. Estoy pensando en serio hacer un libro de esas recetas. De la comida auténtica, la criolla. La que hace mal al colesterol, y mi abuela vivió hasta los 101. La idea me la dio Mau, y puede que haga un nueva sección en este blog. Mi cocina. Esto es para la historia, porque mis ánimos de cocinera siguen deprimidos, como los mercados. Bienvenidos los nuevos que llegan.
    Katia

  3. Comunista hasta la Muerte dice:

    Me acuerdo de escuchar sobre las pencas de tasajo.

    Otra comida que me acuerdo era la “ropa vieja”. Creo era una carne de segunda que se hacia frita . Y muy barata.

    Saludos.

  4. chica rubalcaba dice:

    Ahora Fidel Castro ha sacado un libro creo que de la primera parte de la lucha contra Batista. No dudo que impriman 800 mil ejemplares como cuando publicaron Fidel y la Religion. Con la falta enorme que hace el papel en Cuba y se emplea en esos menesteres.

  5. chica rubalcaba dice:

    Tasajo, estas loco eso desparecio de Cuba hace varias decadas. Si me acuerdo ahora que le decian en algunas partes “tasajo brujo” y si a veces lo hacian de caballo. Era carne vacuna curada en sal. Se compraban en las tiendas en “pencas” o algo asi, se hervia para quitarle la sal y luego se sasonaba de forma sencilla con ajo , aji tomates cilantro etc. Este plato y muchisimos mas han desaparecido de la comida cubana. La comida cubana es pobrisima en variedad y calidad, baste decir que un cubano nunca se empata con un buen pedazo de carne de res, y los pollos congelados viejos esos que venden procedente de USA son de pesima calidad por lo viejo de la mercancia. REcientemente estuve en Cuba y me prepararon un “frizaze” de pollo. Mi familia lo encontro riquisimo pero yo solo lo elogie para no ofenderlos, la carne no era fresca y el sabor lo delataba. Ahora estaba leyendo que la produccion de Cafe ( cifra ofrecida por el gobienro ) habia caido en las ultimas decadas de una 60 mil toneladas a solo 6 mil, pero que ahora si se iba a iniciar un proceso de recuperacion que en pocos anos recobraria la produccion historica. Quien se cree esos cuentos. NI el cafe ni el azuca ni nada. Todas las producciones estan por el suelo.

  6. Comunista hasta la Muerte dice:

    Para Mau y Katia:

    Aqui en Australia tambien la comida china tiene sus problemas de reputacion. No hace mucho encontraron esqueletos de gato en la basura de un restaurante chino. Y varios han sido cerrados por no cumplir las normas de higiene. Pero hay algunos bastante buenos. Cerca de donde vivo hay unos chinitos que venden un arroz frito con jamon, carne de res, camarones y pollo muy rico.

    De la comida Thailandesa les recomiendo el pollo en salsa amarilla, que es una salsa de coco bien condimentada. Tambien la carne de res en salsa masaman, que es tipo de carne con papas cocinada lentamente en una salsa de mani condimentada.

    Aqui en Sydney lo mas tipico es la carne al barbeque (a la parrilla) el fin de semana. El pescado frito con papitas fritas tambien es muy popular. En las areas rurales lo mas tradicional es un asado de carnero con verduras.

    De Cuba me acuerdo de mi abuelita hablar del tasajo. Un tipo de carne seca que era muy popular en su juventud. La hacian de carne de res y creo hasta de carne de caballo. No se si todavia se conseguira.

    Muchos saludos.

  7. chica rubalcaba dice:

    Soy gusana de tradicion heroica y cinta negra en la gusaneria. Pero de verdad que este blog tiene frescura . Los dos temas que he leido me han gustado. Ah alla por los anos 1930-40 estuve en Tuinucu y me parecio un pueblito bastante arregladito y sobre todo muy vivo con la produccion de azuca pues lo visite en plena zafra. Me imagino que de eso no queda ni el recuerdo.

  8. Luis Perdomo dice:

    Cuando yo vea a cada ministro cada cierto tiempo, parado en un podio contestando preguntas de periodistas en tiempo real, en vivo, en la TV, y se le pregunte de todo, sin censura, que expliquen en que invierten el dinero, los planes que están desarrollando, fechas para ver resultados, entonces creeré que llego al fin los cambios, si la cosa sigue en penumbras, cuando un ministro es intocable, no se puede saber si el dinero lo invirtió en desarrollar un proyecto o se lo echo en un bolsillo, y me pregunto por qué los dirigentes cubanos viven apartados de su pueblo?, nunca uno se los “tropieza” haciendo una cola, en una guagua, esto es socialismo o capitalismo?
    Luis Perdomo
    Santa Clara. Vila Clara

    • destinocuba dice:

      Luis, bienvenido. Bueno ahora si pusiste caliente la pista. Yo me pregunto lo mismo. Porque como periodista he sufrido bastante evasivas, y aunque me han atendido, sobre todo viceministros, me ha costado días y días de persecusión telefónica para que me atiendan, incluso en asuntos que no son secretos de Estado, ni nada parecido. A mi modo de ver, y puede que esté equivocada y hasta reciba un comentario directo de un ministro (ojalá), no comparacen públicamente por que no tienen seguridad. No hay que darle mucha vuelta al asunto. Y es cierto que un ministro no se ve en una cola o en una guagua. Realmente estoy de acuerdo que tengan condiciones distintas a los de los demás, pero que sí den la cara, que asuman lo que les toca. La información es un bien público y no propiedad de nadie. Y hasta por qué no, aunque sea por ejercicio, un día vayan en camello al trabajo, hagan una cola, o una gestión como cualquier mortal en una oficina de la Vivienda, a ver qué pasa. Sin populismo tampoco, porque los ha habido que hasta han ido en bicicleta, y al final eran “lucecitas montadas para escenas”. Los ejemplos son más que conocidos. Que lo hagan como Lázaro Expósito, en Granma y ahora en Santiago de Cuba, donde es el actual primer secretario del Partido, y el mundo no se cae por eso. Al contrario, la gente lo sigue, lo apoya, trabaja, y se mueve la vida. Bayamo es Cuba y ahí las cosas se ven de otra manera, igual está pasando en Santiago. Porque no es lo mismo cuando te duele, te sudas en una guagua o tienes que contar cada quilo de tu salario para comprar en el mercado, a que te lo cuenten, o que te lo informen o que te llegue por los largos caminos de la burocracia. Por eso me sumé al grupo de facebook que sugirió clonar a Lázaro Expósito, que camina, se enfanga, suda. Y eso sí es realmente socialismo. Bienvenido Luis,
      Katia

      • mau dice:

        Katia, sigo por aquì, y enlazando con el tema de Luis. Si tù, como civil, como ciudadano comùn (de a pie) no puedes quejarte por el mal funcionamiento de la “cosa publica”, y todo sigue en penumbras, creo que no se obtendràn buenos resultados. Katia, tu dices : “siempre habrà asuntos que tocar a puertas cerradas”… y èse es uno de los problemas, las puertas que le cierran a liborio son muchas.. demasiadas. Como tù bien dices : “La información es un bien público y no propiedad de nadie” , pero bien sabemos que la informaciòn en Cuba tiene “dueño”, que es el mismo dueño de todos los medios de comunicaciòn en la isla. Y si alguien opina distinto, pues a la càrcel o se lo tilda de “mercenario pagado por el imperio”.
        Podràn tener un Làzaro Espòsito, o dos, o diez… pero quienes realmente deciden ni caminan, ni se enfangan .. ni sudan…
        Mis cordiales saludos y bienvenido Luis

      • JOSE dice:

        kATIA ASI ERA PEDRO SAEN EL DE TU PROVINCIA PARTICIPATIVO , POPULAR , LAS MASAS LO SEGUIAN ……Y DONDE ESTA, TRONADO , RECUERDA QUE A LA ELITE GOBERNANTE LE HACE FALTA GENTES COMO SAEN Y EXPOSITO QUE ENTRETENGAN AL PUEBLO , QUE LE DEN ESPERANZAS PERO NUNCA QUE SE CONVIERTAN EN VERDADEROS LIDERES POR ESO NO SE DEJA CONSOLIDAR NINGUN SECRETARIO DEL PARTIDO EN UNA PROVINCIA LOS MUEVEN A ESPENSA DE QUE LOS LOGROS ALCANSADOS SE PIERDAN .

        EL OTRO DIA YO VI UN REPORTAJE DEC UNO DE ELLOS EN VISITA A PANADERIAS Y OTROS ESTABLESIMIENTOS …. A MI ENTENDER ESO ES UN SHOT MUY BIEN MONTADO QUE RESPONDE A UNA INTENCION POLITICA PUES NINGUN PRIMER SECRETARIO DEL PCC TIENE AUTORIZACION A HACER ESE SHOT TELEVISIVO SIN LA DEVIDA APROBACION DE LAS MAS ALTAS CAPAS .

        ESE SE ME PARECIO MUCHISIMO AL DEL MUCHACHO DE LA UCI QUE SEGUN EL VEIA PASANDO SE ENTERO QUE MACHADO VENTURA ESTABA REUNIDO ENTRO SIN QUE FUERA INVITADO , HABLO CASI 20 MINUTOS Y TODOS LO ESCUCHARON ALUGUNOS COLEGAS SACARON SUS CAMARAS Y FILMARON ABIERTAMENTE Y SE LES PERMITIO SACAR DODA ESA INFORMACION Y PUBLICARLA ………………………….QUE LINDO

    • Comunista hasta la Muerte dice:

      En mi opinion la unica manera conocida de llegar a la extrema derecha es a travez de la extrema izquierda.

      La extrema izquierda concentra los derechos individuales en manos del estado. Pero el Estado es un grupo de hombres que no cambian. De esa manera los derechos de una nacion se concentran en un grupo intocable. Un grupo que controla la politica, la economia, los derechos civiles y sociales y al hacerlo se vuelven los maximos exponentes del capitalismo moderno.

      Los Socialistas europeos reconocen ese defecto y lo han parchado. Mantienen el pluralismo ideologico, mantienen la economia de mercado, pero usan un sistema escalonado de impuestos para pagar por los beneficios sociales que debe tener una sociedad verdaderamente Socialista.

      El Socialismo moderno esta basado en elevar el nivel de vida del que tiene poco quitandole parte de lo que le SOBRA al que tiene mucho. Y usando ese dinero para ofrecer servicios sociales de calidad.

      Creo que si los cubanos quieren Socialismo y a la vez abundancia de en la mesa, y un mejor nivel de vida, deben aprender mas de los Socialistas Europeos.

      Saludos.

  9. mau dice:

    Katia, tus tribulaciones con la cocina dan para que escribas un libro… no es broma !
    Creo, sin intentar inmiscuirme en la programaciòn de la TV cubana, que deberìan pasar programas con recetas de autèntica comida cubana, esa, la misma que seguramente preparaban tu madre y tu abuela. Primero tenemos que resolver lo propio, lo nuestro…. si el mercado y el abastecimiento no dan para conseguir yuca.. como van a conseguir los ingredientes para la comida china?
    Si mi mente capitalista no me engaña… preparense los cubanos para una “invasiòn” de productos chinos… pero no electrodomèsticos, sino aceite de soya, brotes de bambù, jengibre, harina de soya etc. etc. que les llegaràn desde el gigante asiàtico. Los chinos pueden ser muy comunistas en los papeles.. pero cuando de vender se trata….
    Insisto en mi punto.. deberìan fomentar la cocina cubana.. pero bueno.. alguien tiene que plantar, cuidar y cosechar la yuca, la caña, la mata de cafe… y caeremos siempre en el mismo tema.
    Mis mejores augurios para tus recetas.. y ya veràs.. pronto podràs conseguir algunos ingredientes, aunque màs no sea para un “chop suey”
    Cordiales saludos

    • destinocuba dice:

      Mau, realmente yo preferiría que nuestros mercados se inundaran con yuca, frijoles (que están tan perdidos como la primera), papas, boniatos, plátanos, cebollas, maíz… En fin, lo que podría salir de nuestra tierra, a la cual aún no le sacamos lo que esta puede darnos, sabiendo además que por la tierra es que deben comenzar las soluciones de nuestros problemas, a lo macro y a lo micro. Nuestra mayor riqueza está ahí.Pero ya vez, como dice una canción de Silvio, las maravillas son algo lentas, y mientras nos entretenemos aprendiendo a cocinar a lo chino, aunque aún estos no nos han inundado con sus aceites, brotes de bambú, jengibre, soya fermentada… Ese barco tampoco toca puerto aùn. Voy a pensar en tu idea de hacer un libro sobre mis tribulaciones en la cocina, y mis recetas de la sobrevivencia. Otro cordial saludo para ti
      Katia

      • mau dice:

        Katia, parece que sì, que las maravillas (en Cuba al menos) vienen lentas… ya llevan 52 años… si quieres puedes esperar 100 màs, quizàs tus nietos o tataranietos lo vean… no hay que perder la esperanza no? asì dice Silvio… claro que a èl no le falta ni yuca ni papa ni boniato , ni comida china, japonesa o thailandesa.. pero bueno, ese es otro cantar…
        Y no es que vea mal que Silvio este bien alimentado, ya sabes que el problema es otro. Y si sigues esperando cambios desde la dirigencia, creo que 100 años no te alcanzaràn, supongo que ya escuchaste (o no escuchaste mejor dicho…) a Raùl el 26… o a Machado… o a Fidel.
        Ya sabes el dicho : “cada pueblo tiene el gobierno que se merece”… pero no me moveràs de mi punto : “realmente el pueblo cubano quiere eso” ?… quien se atribuye la “voz del pueblo”?.. En las democracias la “voz” que se reconoce son las urnas… y claro que es un sistema “imperfecto”, pero al menos esa voz es escuchada…
        Mis cordiales saludos

      • destinocuba dice:

        Mau, parece que la tregua de vos y yo está llegando a su fin. Volvemos a las trincheras. Pero esta vez, vamos a razonar. Te propongo, más objetividad. Nada de chancleteos. No perdamos tiempo. Por lo menos yo no estoy en condiciones de perder más tiempo. ¿No crees? Aunque las maravillas no son solo lentas para mi pueblo. Hay muchos por ahí carentes de maravillas, y no excluyo al tuyo tampoco, a pesar de su PIB, el segundo de América Latina, si mal no recuerdo. Felicidades por vosotros. Pero yo te propongo hacer un mejor debate sobre mi Cuba. Más objetivo, y sin chancleteos. De democracia ya hemos debatido bastante. Creo que no hay ninguna perfecta. Ni la de las urnas, ni la nuestra, que también sale de las urnas. Y aunque tú no lo creas, aquí no estamos esperando que las soluciones vengan desde arriba. De lo contrario, ni escribiríamos este blog de la forma que lo hacemos, debatimos y hasta publicamos comentarios, como los tuyos, políticamente muy incorrectos para lo que tradicionalmente se publica en los medios oficiales. Y no es que estemos asumiendo una posición contestaria, es que simplemente que como cubana, porque creo que soy una más, decidí no esperar tranquilamente. Y aquí estoy pensando un mejor país, empujando para acelerar esas maravillas, y además dejando constancia de que no somos tan mansos. Otro saludo para ti Mau,
        Katia
        PD. Qué raro que el Comunista y Rafael no estén sumados aún a este debate. Los extraños a los dos.

      • mau dice:

        Katia, lejos de mi esta el “ciberchancleteo”…
        pero tratemos de ser objetivos, como vos decìs. Tengo entendido que comienza a funcionar el parlamento cubano, al menos sus comisiones. Y que estàn tratando algunos temas importantes como por ejemplo la comercialización de productos agroalimentarios. Cuèntame un poco de las alternativas que hay, las diferentes opciones que presentan los parlamentarios, como debaten y se discuten entre ellos los proyectos y soluciones que presentan, como sigue esos debates la poblaciòn. Còmo se manifiesta el pueblo para influir en sus representantes, ya que es algo que les importa… y mucho.
        Si quieres, como ejercicio, te cuento que pasò con algunas de las ùltimas leyes argentinas , como la del matrimonio de personas del mismo sexo, o la ley de glaciares.
        Mira.. que te estoy tirando un cabo
        Mis cordiales saludos

      • destinocuba dice:

        Mau, realmente llevo un tiempo alejada de estos temas. Sabes que estoy de reposo. Para especificarte tendría que haber ido, como otras veces, a las sesiones de las comisiones. De todas formas, tengo mis fuentes y cuando tenga detalles te cuento. Las comisiones trabajan con informes hechos por los propios parlamentarios, y en esas discusiones participan los ministros,y bueno en plenario es donde se aprueban las leyes, decretos o resoluciones. Ya esto es un proceso que viene desde abajo en muchos casos, y de comisiones específicas para el tema que quiera analizarse. La mitad de los parlamentarios son también delegados de base. Por ejemplo, los de las Comisiones de Asuntos Constitucionales y Jurídicos y de Defensa Nacional dejarán listos los dictámenes que, sobre los proyectos de ley del Código de Seguridad Vial y la División Política Administrativa, pondrán a consideración del Parlamento el domingo próximo. Y así más o menos. En la sesión de las comisiones he visto muy buenos debates realmente. También me he ido insatisfecha de unos cuantos. Y si me pides opinión de cómo la gente sigue estos debates, creo que por lo que se publica en la prensa. Realmente las puertas del Parlamento deberían abrirse más a Liborio. Eso lo haría más democrático, aunque siempre habrá asuntos que tocar a puertas cerradas. Pero los asuntos que tengan que ver con Liborio y su día a día deben abrirse más a él. Pero esto es tan solo una idea mía Mau. Lo que quieras contarme, como ejercicio (no sé exáctamente de qué), puedes contarme. Otro saludo,
        Katia

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] algunos días mientras navegaba por la blogosfera cubana leí el artículo La receta china de Katia Monteagudo,  publicado en su blog Destino Cuba, sobre comida china que me hizo recordar […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Pasajeros a bordo

    • 85,142 clicks
  • free counters