La irresponsabilidad viaja en lanchas rápidas (I parte)

Con este post, DestinoCuba comienza una serie de reportajes sobre la inmigración ilegal de cubanos hacia Estados Unidos.

El fantasma del dolor recorre cada día las aguas del Caribe. No le importa seguir abriendo insondables heridas en una nación que sufre, desde hace más de 40 años, la ausencia de innumerables hijos. Muchos cubanos buscan, más allá de las fronteras patrias, la solución a disímiles problemas. Apoyados por la conocida Ley de Ajuste Cubano, eligen un camino que casi siempre forma parte de una amplia red de tráfico ilegal de personas por vía marítima, cuyo afán de lucro desplaza la importancia de una vida humana.

A petición de algunos de los implicados en esta actividad, hemos utilizado seudónimos en sus testimonios en lugar de los nombres reales.

Hace cinco años ya desde que Mariela P. tomó la decisión que la llevaría a pasar una amarga experiencia en el mar. “Me acuerdo perfectamente de todo lo que ocurrió aquel día. Fue algo horrendo, no quisiera volverlo a vivir”. La voz se le quiebra cuando relata una historia que, al igual que ella, numerosos isleños han vivido de manera similar.

Seguramente el lector pensará en las posibles razones que llevaron a esta mujer del capitalino municipio del Cerro a emprender el peligroso viaje hacia Norteamérica en una lancha rápida que iba sobrecargada de personas. Cubanos que parten en busca del sueño americano o simplemente para reunirse con familiares y amigos.

“Intenté irme porque mi esposo vive actualmente en los Estados Unidos. Nada de problemas económicos ni ideológicos. Yo solo quería reunirme con el padre de mi niña. Él se fue antes que nosotras por esta vía porque se cansó de que la Oficina de Intereses le negara la visa las tres veces que se presentó. Casi todos sus familiares se encuentran allá, por eso deseaba irse. Ellos le pagaron el viaje. Nosotras nos quedamos a esperar que él se estabilizara económicamente con la ayuda de su familia. Luego mandaría a buscarnos de la misma forma.

“Pasados seis meses de su partida, un día me dijo por teléfono que ya tenía el dinero para sacarnos. Desde ese momento me comunicaba con él con más frecuencia que antes. Me decía a quién tenía que ver, lo que debía hacer, las cosas que llevaría en el viaje, etc.

“La salida fue por la costa norte de La Habana. Era un viaje directo, sin escalas, hacia los Estados Unidos. A esa provincia nos llevó mi primo en su carro. En el lugar del encuentro había cerca de quince personas. Desde ahí, un muchacho nos guió hasta un pedazo de la costa muy solitario donde se encontraban veinte personas más. Me dio un poco de miedo ver tanta gente reunida allí, pero no se podía dar marcha atrás. Abracé a Carla y esperamos.

“A eso de las 7:30 de la noche se apareció la lancha. El grupo fue abordándola poco a poco, utilizándose una balsa para eso. A la niña la ayudaron a subir los que estaban encima de la cigarreta, pero en el instante en que me tocaba montar, la balsa se enredó con los motores de la lancha. Me entró un ataque de nervios por la situación que se creó. En mi auxilio se lanzó un hombre al cual le agradeceré siempre el haberme salvado. Entonces vimos que una lancha de tropas guardafronteras se dirigía hacia nosotros. Los lancheros arrancaron dejando a los que no habían podido subir y llevándose a mi niña de tan solo tres añitos. Empecé a gritar y a llorar a más no poder.

“Le conté lo ocurrido a los guardafronteras. Ellos alcanzaron la lancha y advirtieron a los tripulantes lo de mi hijita, pero no hicieron caso. En su recorrido la cigarreta fue interceptada por el guardacostas norteamericano.

“Gracias a Dios, Carla fue entregada por ellos a las autoridades cubanas dos días después en  Puerto Cabañas. No te imaginas las horas tan tristes y llenas de desesperación que he pasado ante la real posibilidad de no ver más nunca a mi hijita. No se lo deseo a ninguna madre. Desde esa vez más nunca lo he intentado ni lo haré. Jamás pondré la vida de Carla en riesgo otra vez, nunca me lo perdonaría”.

Su voz se apaga. Minutos después la alegría en persona se abalanza sobre Mariela. Carla acaba de llegar de la escuela. Deposita la pañoleta en la sala y continúa quitándose el uniforme camino a su cuarto. Mariela ríe, pero observa detenidamente la limpia pañoleta azul, un azul que posiblemente le recuerde las claras aguas del mar Caribe.

Autores: Estudiantes de Periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana

Vea también:

La irresponsabilidad viaja en lanchas rápidas (II parte)

La irresponsabilidad viaja en lanchas rápidas (III parte)

La irresponsabilidad viaja en lanchas rápidas (IV parte y final)

Anuncios
Comments
17 Responses to “La irresponsabilidad viaja en lanchas rápidas (I parte)”
  1. JAC dice:

    Bueno días katia en primer lugar mis mas sinceras felicitaciones por su blog que aunque difícilmente los cubanos que están en la isla lo puedas ver libremente al menos algo es algo.
    Sobre el tema emigración hay mucho que decir y pienso que está politizado de ambas parte comencemos por el imperio.
    Es cierto que ellos bloquean la entrada allá sobre todo de los disidentes pues a ellos les conviene que esa fuerza opositora se mantenga allá, También a familiares de residentes en EEUU pues eso crea mucho malestar en la población sobre todo en Cuba.
    Ahora bien en cuba la primera violación que se comete es la prohibición a todos los cubanos de salir de su país, pues tu misma si no te luchas una misión dada por el estado nunca podar salir de cuba aunque sea de turismo y tengas el dinero , segundo cuba forma tremendo despelote cuando a un especialista digamos de medicina le niegan el derecho a participar en EEUU en un evento, para ese, el MINSAP cuenta con el dinero de los pasajes y todo esta cuadrado , pero que sea ese evento en Francia o en Grecia para que veas las trabas que se le ponen así sea costeado por la institución de esos países.
    Por otra parte cuando un medico por la razón que sea, ya está autorizado a abandonar el país lo retinen como mínimo 5 años yo conozco madres que trabajaban en salud que les llego el bombo se tuvieron que ir el padre y la niña de 1 ó 2 años y ella esperar 5 largos años para poderse reunir con los familiares. Más fácil le hubiera sido desertar de una misión.
    Claro gracias a estas prohibiciones cuba cuenta con un considerable grupo de profesionales que cumplen misión internacionalista que están dispuesto por 4000 dólares separarse de sus familiares correr todo tipo de riesgos, soportar condiciones pésimas de vida y humillaciones de todo tipo ::::: y que aportan el país casi el 50% del PIB
    Lo más importante es que yo veo aquí algunos comentarios que al parecer son realizados por cubanos que viven en la alla en los que afirman que los problemas de Cuba los tienen que resolver los cubanos no los extranjeros ::::::::::pues bien apliquemos esta misma fórmula EEUU recibe en su país a quien le venga en gana no al que quiera Fidel.
    Los derechos humanos hacen alusión a la independencia de las personas de poder abandonar su país cuando le vengan en gana pero nunca a que el país al cual que quieren ir tenga la obligación de recibirlos.
    Me parece, que te es mejor cambiar el tema

    • destinocuba dice:

      Gracias JAC, si es lamentable que este blog, muy modesto por cierto, y otros mas no puedan verse en todas partes de Cuba. Bueno, pero de alguna forma van llegando. Un saludo Katia

    • Freedom Cuba dice:

      estoy mmuy de acuerdo con tu comentario pero tambien deberias ponerles mas enfasis a ciertos terminos, por ejemplo, con respecto al comentario sobre los medicos y profesionales de la salud o de la institucion q vengan,… ellos son ESCLAVOS MODERNOS,… sino revisa bien el concepto,……..

  2. Comunista hasta la Muerte dice:

    ¿Es la “irresponsabilidad” la que viaja en las lanchas rapidas?.

    Vaya. Yo pensaba que era la “desesperacion” y la “insertidumbre” .

    • mau dice:

      Comunista, En este caso, de Mariela, es la necesidad de reunirse con su esposo. Algo que el gobierno cubano no permite. Como se nos ocurre que un “desertor”, un “escoria”, un “gusano” pretenda llevarse a su esposa e hija al “imperio enemigo”. El hombre trabajò y reunio el dinero para llevarlas, pero el Gobierno cubano sòlo les dejo la opciòn de hacerlo “clandestinamente”. QUien es el “irresponsable” en este caso?
      Saludos

      • destinocuba dice:

        Uf, no te soporto cuando te pones así de pedante. Mira, tengo una amiga que su madre vive en EEUU. Ella pronto se va. Papeleos, sí, montones, burocracias imposibles, sí, insoportables, trámites absurdos, también. Pero ya te dije, este es un país torpe y de estructura subdesarrollada. Pero ella, pronto se va. Y nadie la ha acusado de gusana, ni escoria, ni desertor. Por favor, estamos en el siglo XXI, no en lo peor del quinquenio gris de los 70′. Desde cuándo no vienes a Cuba??????????? A veces pienso que lo haces a propósito.

      • mau dice:

        Luis, de acuerdo (con que soy “pedante”). Pero mira, el caso que has presentado es el de Mariela. Por algo ella tuvo que irse en una lancha repleta de gente, para encontrarse con su marido. Tu no dejas claro el tema, pero quien le impedia a Mariela ir a USA? .
        Felicito a tu amiga que si consiguio que el gobierno cubano “le permita viajar”. Trata de entender que en el “resto del mundo” no necesitamos pedirle a nuestro gobierno “permiso de salida”, ni tanta burocracia. Lo de “gusano”, “escoria”, “mercenario” etc. puedes leerlo, escrito en estos días en muchos sitios y blogs cubanos. Sé que tu no piensas así, pero debes reconocer que hay gente en tu país, que escribe en esos términos.
        Hace años que no voy a Cuba (tu probablemente eras un niño) y no creo que vuelva hasta que cambie el gobierno.
        Finalmente, por supuesto que lo hago a propósito.

  3. Comunista hasta la Muerte dice:

    Katia:

    ¿Por que no aparecio tu blog entre los blogs revolucionarios en el documental Ciberguerra?.

    Creo que debemos protestar y exigir que te incluyan.

    • destinocuba dice:

      Comunista, gracias. Este blog no pretende estar en ninguna lista. Se hace por nuestro deseo, por nuestars creencias. Lo he dicho muhas veces en este blog. Solo lo hacemos por nuestra vocaciòn creativa. exponemos y defendemos nuestras ideas, idea de gente de pueblo, de cubanos de vocaciòn rebelde y comprometidas con nuestro pueblo. Esta es mi contribuciòn, mi modesta contribuciòn. No busco nada con ello. Gracias de todas formas. Eres mi primer lector y màs fiel seguidor, aunque nos halemos los pelos. Igual con el argentino, y muchos màs. saludos katia

      • Comunista hasta la Muerte dice:

        Ese documental me dejo confundido.

        Puso mucho enfasis en la diferencia en calidad de vida entre un grupo y otro. Uno bien pagado y el otro casi abandonado a su suerte.

        Y como dicen los capatalistas: “cualquier propaganda es buena propaganda”. Yo creo que en vez de rechazo el documental ha creado curiosidad en los blogs contrarevolucionarios.

        Muchos Saludos.

  4. mau dice:

    Buen reportaje. Finalmente creo que Mariela tiene que agradecer a los guardacostas de la yuma, el poder estar con su hija el dìa de hoy. Al margen de las historias personales, creo que el problema podemos reducirlo a una pregunta : Por què tantas personas necesitan (por los motivos que fueran) emigrar de Cuba?
    Es verdad que muchos paìses latinoamericanos tienen emigraciòn, pero tambièn reciben inmigrantes y el flujo en varios casos es positivo. Cuba sin embargo tiene mayores ìndices que el propio Haiti. A què se debe esto?.
    Se que hay muchas respuestas, que se dan desde las posiciones polìticas (o sociales), pudiendo ser ciertas varias de estas respuestas a la vez. Lo que sì puedo asegurar, es que los paìses màs pobres, o con guerras internas, como los africanos o Haitì… o Cuba, sus ciudadanos estàn tan desesperados de salir de ellos, que se suben al primer medio que puedan. Aunque este sea un gomòn con un remo y deban cruzar un mar infestado de tiburones.
    Saludos

    • destinocuba dice:

      La respueasta a tu pregunta aparecerá pronto: Recuerda que esto es la primera parte de una serie de reportajes. Saludos, Luis Alejandro

      • mau dice:

        Hay muchas respuestas Luis… tu tienes la tuya, los balseros la suya… yo la mía… quizás ninguna es la respuesta exacta, cada una tiene su verdad. Lo que es un hecho, es que los cubanos siguen subiendose a las balsas, tratando de escapar de “algo”…. Saludos

    • Comunista hasta la Muerte dice:

      Mau:

      ¿Por que los haitianos quieren imigrar a Estados Unidos donde los explotan y los discriminan y no al paraiso cubano que les queda mas cerca?.

    • destinocuba dice:

      Todos escapamos de algo. Y por supuesto que los cubanos se montan en una lancha para hacerlo. De qué escapan: de la estrechez económica, de la imposibilidad de desarrollar ciertos proyectos de vida en un país que se les queda pequeño, porque desean reunirse con la familia, porque no concuerdan con el sistema, por favor, las razones son múltiples, y tú las conoces, o por lo menos, crees conocerlas. Tú lo que quieres oír decir que esto es un infierno comunista, tan insoportable, que hasta para los propios cubanos es insostenible. Inmigración hay en todas las partes del mundo, incluso hasta en España. El año pasado se dio un fenómeno interesante, de miles de españoles que emigraban a América Latina buscando oportunidades de trabajo. El hombre desde sus orígenes es un ser nómada, lo lleva en los genes. Si no quiero estar aquí, pues me voy. Cuba es un país absurdo, ingenuo, estructuralmente subdesarrollado, con grandes pretensiones humanistas pero inmensamente torpe, como un niño que escribiera una novela con la intención de ganarse el Nobel de Literatura. Así somos, son sólo 500 años de historia, y 50 intentando hacer algo. No crees que es muy poco tiempo??. Muchos seguirán abandonando esta isla, mientras la miseria material y espiritual, los siga abrumando. Qué quieres que te diga, es una realidad evidente.

      • mau dice:

        Katia (o luis…) yo no quiero (ni necesito) oir nada de lo que dices. Inmigraciòn hay en todos lados, hubo años en que emigraron muchas personas de mi paìs (ya sea por dictaduras o razones economicas). Creo que ninguno de ellos en situaciones como la de los balseros cubanos. SI hay otros paìses que tienen esa inmigraciòn, como los africanos, o aquellos donde suceden cruentas guerras (irak, afganistan, etc)
        Concuerdo con mucho de lo que escribes, excepto con “50 años intentando hacer algo”. Màs de 52 años es mucho tiempo, muchìsimo tiempo. Creo que pocos paìses han soportado 52 años “de lo mismo”. Y Uds. como pueblo pueden elegir mil años “de lo mismo”. Pero creo que Uds. no saben el significado de esa palabra : “Elecciòn”. Uds. siguen pensando que “esto lo que el pueblo quiere”. A mi los millones de emigrantes cubanos me dicen que “no todo el pueblo lo quiere”.
        La “miseria material y espiritual” la construimos todos, la construye la sociedad. Si una sociedad esta enferma, seguirà expulsando a sus miembros, hasta que en algùn momento se “cure” (mejoren las condiciones de vida en esa sociedad).
        Dices : “Si no quiero estar aqui, pues me voy”. Eso es muy fàcil en mi paìs… pero lo es en CUba?. Seràs tratado de gusano, de escoria, de mercenario… se te confiscaràn tus bienes si no regresas, nadie te garantiza que podràs volver a tu patria si permaneces màs de un año fuera. Y ni hablemos de la carta blanca, “cartas de presentacion” y otras pequeñas cosas, como juntar el dinero para viajar. Si te quedas en otro paìs, lo mas suave que te diràn serà “desertor”. Y trata de llevar allà a tu familia (como el caso de Mariela, la de la entrevista), y veràs que tu gobierno no te dejarà llevar a tus parientes legalmente. En CUba no es tan facil decir : “Si no quiero estar aqui, pues me voy”.
        Saludos

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] La irresponsabilidad viaja en lanchas rápidas (I parte) […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Pasajeros a bordo

    • 84,876 clicks
  • free counters
  • Este mes, desde