¿La República del Negoceo?

La fiebre del timbiricheo invade a Cuba. No se asombre si camina por estas calles, y donde antes sólo encontraba metros cuadrados al libre albedrío de borrachos bullangueros y perros sin escrúpulos, un día aparezca una sombrilla de estridentes colores, junto a una mesa repleta de aretes, o un estante con los documentales más psicodélicos del Discovery Channel. Luego de años de trabajo cuentapropista incipiente, muchos se han lanzado a portales y caminos en un mercadeo que a capitalistas curtidos y desalmados parecería ridículo pulguero.

No han importado los impuestos desalentadores, la ya notoria sobreoferta en algunos servicios, la inexistencia de mercados mayoristas o la ausencia –por lo menos, hasta ahora- de créditos bancarios que sirvan de combustible para el negociante sin los centavos suficientes. Cafeterías, paladares y estantes se han multiplicado como conejos, especie de reprimida pasión que en un pestañar se ha manifestado en un furor adolescente. Las últimas medidas aprobadas para reconfigurar la economía nacional han exacerbado los genes filibusteros que todo cubano carga en su ADN.

Desde octubre del pasado año, una prolongada, pero no por ello extensa lista, daba el disparo a toda persona que deseara montar su propio negocio. En el extravagante inventario podían encontrarse surrealistas oficios: vendedores de artículos religiosos, actores callejeros que interpretan a personajes del folclor, cuidadores de baños públicos, cartománticas, peluqueras de trenzas, además de organizadores de bodas, repasadores de asignaturas, comerciantes de artesanías, taxistas, gastronómicos de fastfoods criollos, y así, hasta llegar a 178 actividades.

Desde entonces, el propio Raúl se convirtió en padrino de la criatura cuentapropista, al declarar en cada uno de sus discursos que debe desterrarse cualquier prejuicio hacia la actividad privada y crearse los mecanismos jurídicos que regulen, amparen y protejan a todo negociante cubano. Muchos del millón de trabajadores que desbordan al sector estatal, y sobre los cuales pende la ya anunciada amenaza del despido, posiblemente han tenido que pensar, tantear, definir, la posibilidad de transformarse en vendededor de artículos religiosos, afilador de tijera, repasador de asignaturas, o cualquiera de los restantes oficios que ampara la rocambolesca lista.

De seguro, muchos elegirán sumar a nuestro paisaje urbano otra cafetería de motivos tropicales -los más interesados en la estética- o de simple anuncio con las delicias gastronómicas de la jornada. Por lo menos, la tendencia así lo indica. El viceministro de Trabajo y Seguridad Social, Carlos Mateu, aseguró que “los emprendedores se concentran en restaurantes y pequeños puestos de comida; personal para las microempresas, operación de transporte y venta de artículos domésticos”.

Imaginemos a un licenciado juancitocualquiera, de copiosos postgrados, incluso hasta con un blog propio donde publica sus artículos porque no tiene suerte con las revistas especializadas, a quien en una mañana le anuncian que su puesto está incluido en el millón de plantillas laborales que sobran, y ¡zas! de un tijeretazo –para usar las metáforas de moda en las noticias sobre economía-, se queda sin los 500 pesos que mensualmente el Estado le pagaba por sus prestaciones.

Pero juancitocualquiera es un tipo cojonudo, y en la intimidad de las conversaciones conyugales, o en los momentos más reflexivos, decide montar un pequeño estudio que ofrezca diseños más novedosos para las cafeterías de inspiraciones tropicalistas. Entonces, ¿en cuál de las 178 opciones puede ampararse para pedir su licencia de trabajador cuentapropista? ¿Pintor rotulista? ¿Tapicero? ¿Restaurador de obras de arte? Pero mi vida, ninguna de éstas sirve, dirá abatido a su esposa. Dios, otro lugar con soles y palmitas, exclamarán los de gustos más delicatessen¸ ante la ausencia de diseñadores preocupados por las buenas maneras de la estética urbana.

“La paradoja es que hay muchos arquitectos, retirados o no, que estarían dispuestos a realizar los proyectos de las nuevas instalaciones y cobrar por ellos razonablemente. Esos proyectos son tan sencillos que ninguna empresa estatal estaría interesada en hacerlos”, dijo el arquitecto Mario Coyula a la agencia IPS.

Según el viceministro Carlos Mateu, dos tercios de los nuevos trabajadores particulares no tenían empleo. De allí, podría deducirse que de los aproximadamente 201 mil nuevos cuentapropistas, la mayoría sólo eran viejos traficantes del mercado negro decididos a legalizar sus vidas y convertirse en buenos ciudadanos preocupados por los impuestos. Negocios ya existentes, o personas que durante años esperaban por una apertura que les permitiera montar en paz su negocio.

La apertura al trabajo particular no resolverá los problemas económicos de Cuba, ya han alertado economistas en infinitud de foros, sobre todo porque las nuevas medidas sólo promueven un mercado de timbiricheo y servicios. Las reestructuraciones sólo pretenden delegar en los miles de cubanos ociosos, las actividades que durante décadas el sector estatal ha realizado más mal que bien, han engordado a la burocracia y hecho florecer como selva al mercado negro. Así, el Estado dejaría de preocuparse por vender panes con jamón, o rellenar las fosforeras de impacientes fumadores, y concentrarse en cómo potenciar la industria del software, expandir su mercado farmacéutico, o hacer más eficiente su producción de níquel.

Una vez iniciada la marea de despidos en el sector estatal, los razonamientos y pronósticos optimistas esperan que muchos se conviertan en trabajadores particulares. Hasta ahora, las buenas intenciones de reestructurar la economía dando apertura a la iniciativa privada han llenado de cierta esperanza -y con buenas dosis de reserva- a un país que en sus 500 años de civilización lo ha marcado el filibusteo.

Pero un pequeño detalle parece no haberse previsto en el perfecto plan de encarrilar las finanzas cubanas: para los profesionales con estudios universitarios, la decisión será entre vender papas rellenas o vivir del aire. De los 178 oficios admitidos, casi ninguno está hecho para sesudos y licenciados. La medida, tiene doble filo, para los comerciantes reprimidos por décadas de absurdo hipercontrol estatal ha significado una bendición; para los profesionales puede convertirse en una máquina destructora de proyectos de vida, al obligarlos a convertirse en un timbirichero más.

El viceministro Mateu lo ha dejado claro: por ahora no está previsto extender un nuevo listado de labores para ejercer particularmente, primero debe consolidarse la experiencia. “Si hubiera una gran cantidad de personas interesadas en una determinada actividad se evaluaría la conveniencia de añadirla”, declaró. Pero cuántos juancitoscualquiera serán necesarios para añadir una nueva opción, algo así como “diseñador de cafeterías con motivos tropicales”. Con sumo trabajo llegarían a un par de miles. Y también estarían los pablitospérez queriendo hacer softwares para bloquear los jueguitos en las horas de trabajo. Así las secretarias trabajarían más y las recepcionistas atenderían con mayor prontitud a los clientes. Por ahora, la lista -en este país siempre se quedan cortas-, no lo permite legalmente.

El arquitecto Mario Coyula dijo a la IPS: “es una aberración que un profesional universitario se dedique a taxista o vendedor de dulces caseros, y no pueda trabajar en su profesión. Es más, si la eliminación de plantillas infladas se lleva hasta el final, habrá también muchos arquitectos ‘disponibles’, que no podrán trabajar por su cuenta en su profesión”.

Según las cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas, de los aproximadamente cinco millones de ocupados en el país, casi 800 mil poseen estudios universitarios. La altísima preparación de nuestra fuerza laboral es algo de lo que podemos alardear escandalosamente. Y mientras, otro medio millón de estudiantes aguardan para terminar sus estudios en las universidades. Realmente una bomba de tiempo. El conflicto puede definirse de forma sencilla: un sector estatal que reduce plantillas para hacer ágil su maquinaria, y unas opciones de trabajo particular con un techo demasiado bajo para personas que desean mayores alturas. Según los cálculos, un millón 800 mil personas eligirán el autoempleo durante los próximos cinco años. Para ese entonces, ya existirán en el país más de dos millones de profesionales.

Si hasta ahora el conflicto no ha eclosionado, por lo menos de forma evidente, sería por los dos tercios antes desocupados que pidieron licencia como trabajadores cuentapropistas. Qué pasará cuando comiencen los tan anunciados despidos, pero aún en pausa sideral. Unos cuantos cientos de miles de profesionales quedarán sin empleo. Los millones de dólares invertidos en la educación, quedarán tirados a la basura, porque sencillamente, si la rocambolesca lista no incluye al “diseñador de cafeterías con motivos tropicales”, juancitocualquiera no tendrá más remedio que montar su propia cafetería. Preocupado por la estética, y queriendo aprovechar su talento, de seguro montará alguna decoración futurista, y hasta a lo mejor, con sus ideas funde un nuevo mercado negro, en esta ocasión, de diseños.

Luis Alejandro Yero

Foto: Alejandro Menéndez Vega

Anuncios
Comments
22 Responses to “¿La República del Negoceo?”
  1. Comunista hasta la Muerte dice:

    JAC:

    La revolucion no es mas que una ilusion. Un truco bien planificado.

    Permitame un ejemplo:

    Imagine que yo soy un soldado raso y Ud. un sargento del ejercito. Por el rango yo tengo el deber de obedercelo.

    Ahora imaginemos que Ud. hace una revolucion para liberarme. Como resultado Ud. me eleva al nivel de Sargento. Pero se eleva Ud. al nivel de Comandante.

    Ud. me ayudo. Me subio de rango.

    Pero en la realidad yo tengo que seguir obedeciendo porque ahora Ud. es Comandante. La distancia en rango en Ud. y yo aumento.

    Eso es lo que hizo la revolucion.

    Subio al obrero a la condicion de dueño. Pero a la vez subio a los que hicieron la revolucion a la condicion de heroes o semidioses.

    A pesar que los cubanos somos “los dueños” nuestro rango social en comparacion con los hereoes que nos gobiernan bajo a un nivel muy similar a la de los antiguos amos y sus esclavos.

    No nos dejan salir del pais. Nos pagan en una moneda devaluada pero nos venden muchos productos necesarios en una moneda sobrevaluada. No podemos ni hacer una manifestacion publica de protesta porque los que nos dirigen son hereos a los que no podemos ofender.

    Y lo peor es que tal vez se lo aguantamos porque nos gusta que nos digan “dueños”. Nos gusta vivir bajo esa ilusion optica.

    Muchos Saludos.

  2. Comunista hasta la Muerte dice:

    Mau dijo:

    Se puede tener una economìa capitalista y una polìtica (o un estado) socialista.

    ———————

    Mau, totalmente de acuerdo.

    El mejor ejemplo es Australia donde vivo.

    La salud y educacion son pagadas por el estado (en realidad por la sociedad en conjunto a travez de impuestos). Pero cada inviduo sabe cuanto te descuentan del salario en impuestos. Sabes con que parte de tu esfuerzo se queda el gobierno para las obras sociales.

    Y el que no trabaja recibe una pension de desempleo. Y el enfermo una pension por enfermo. La idea es que cada miembro de la sociedad tenga lo necesario para vivir. A eso le llaman, “la net” de Seguridad Social. Si te va mal economicamente nunca quedas desamparado. Al menos en teoria.

    Esos beneficios sociales los paga el estado con los impuestos que recibe de la economia netamente capitalista.
    Si analizas los beneficios sociales son muchos mas altos que los de Cuba.

    Haiti, por el otro lado, tambien tiene una economia capitalista pero con una pobreza generalizada.

    Saludos.

    • mau dice:

      Comunista, lo de Haiti, tiene muchos puntos de vista. Por un lado, esta el dictador (duvalier) que los goberno casi 30 años (el y el hijo). Los gobiernos posteriores han sido francamente malos, con corrupciòn, han tenido que soportar varios golpes de estado, y luchas intestinas.
      Haitì es pequeño, con una superficie que es una quinta parte de la cubana, pero con casi la misma poblaciòn (10 millones habitantes).
      Nunca tuvo una industria o un cultivo particularmente importante (como la caña en Cuba… o el cafè o el tabaco). Y la agricultura no alcanza para alimentar a su propio pueblo.
      Si a esto sumamos los desastres naturales (terremotos, huracanes etc.), realmente Haitì es un paìs que no tiene buenas perspectivas.
      No conozco Haitì, pero tengo un amigo que esta viajando hacia allà (con los cascos azules) por lo que tendrè noticias de primera mano.
      Saludos

  3. Comunista hasta la Muerte dice:

    Yo pienso que los cubanos no criticamos. Simplemente nos lamentamos.

    Y nos lamentamos por varias razones:

    Una porque hay mucha diferencia entre lo propuesto, o prometido, y lo alcanzado.
    La otra es porque nos hemos convencido que no podemos cambiar nada.

    La critica puede ser positiva pues identifca los problemas. El primer paso para solucionarlos.

    El lamento, por el otro lado, es el reconocimiento de la impotencia o la incapacidad para resolver tus problemas.

    El sistema de gobierno cubano esta basado en que las decisiones se toman arriba, se les informa a los de abajo, y despues se anuncian como una decision “del pueblo”.

    Pero como parte del pueblo uno no decidio nada. Ni siquiera te parecio bien o estuviste de acuerdo. Pero no puedes criticar la decision de los de arriba porque “fue tu propia decision”. Y mucho menos puedes atreverte a proponer soluciones diferentes porque la medida “fue tu idea”.

    Y si insistes mucho en proponer soluciones diferente a lo mandando de arriba, los de arriba te acusan de “enemigo del pueblo”, o sea “enemigo de ti mismo” porque estas criticando la idea de ellos que al “informaterla” se convirtio en “tu idea”.

    Es como el cuento de Pepito y Pascual Angulo.

    Muchos Saludos.

  4. JAC dice:

    Hola Yoani me alegra mucho que cubanos residentes en Cuba estemos escribiendo en este sitio, realmente eso es algo que debía de pasar pero por algunas regulaciones que tu y yo conocemos no está pasando.
    Concuerdo contigo de que el hipercriticismo es algo nocivo y como tú me doy cuenta de quien critica con odio y despecho y quién no. Pero tal vez la diferencia está en que yo pienso que todas las opiniones cuentan y tienen el derecho de ser tratadas y obtener una respuesta. Cuba no es del partido ni del gobierno, Cuba es de los cubanos.
    Yo en mi caso me siento con el derecho irrevocable a expresar mis ideas que por cierto lo he hecho aquí y en la vida practica (no sin dejas de que me cataloguen rosca izquierda, criticón y hasta contrarrevolucionario) pero tengo la inmensa satisfacción que muchos detractores de mis ideas y mi modo de ser, ahora están en EEUU o tornados o presos por ladrones. Mientras que la rosca izquierda sigue trabajando en pos de la construcción del socialismo en Cuba.
    Ese es el caso. yo tengo moral para expresar lo que siento porque llevo casi 30 años trabajando como un mulo ( y me faltan 15 mas) viviendo como muy humildemente ( sepa usted que yo no fumo, ni tomo ni tengo, otros vicios ) viendo como muchos “revolucionarios y comunistas de boca” están robando y acabando con San Quintín el Torero Y NO PASA NADA. Como empresas enteras están en la ruina por la toma de malas decisiones Y NO PASA NADA. Como ante una visita nacional se ”engaña y se miente” a los superiores y como los superiores de dejan ” engañar y se mentir” Y NO PASA NADA. Como tantos problemas con solución se estancan en gavetas, como se le echa la culpa de todo al bloqueo. Como los oportunistas disfrazados de comunistas hacen maravillosas carreras políticas y administrativas mientras que todos saben que son ladrones y oportunistas Y NO PASA NADA.
    Si por estas causas soy un inadaptado (sepa usted que dentro de las disimiles calificaciones que me han dado esa nunca estuvo) pues bienvenida. Nunca me adaptare a la obediencia ciega ni al servilismo, nunca me adaptare a que me digan como tengo que pensar, nunca me adaptare a ver lo mal hecho y virar la cara, nunca me adaptare a malversar los bienes del estado o robarle para completar la alimentación y otras necesidades básicas de mi familia.
    Sobre desconfiado, claro que tengo que estarlo, además no sé si usted vive en una Urna de Cristal o el reparto SIBONEY pero usted y yo sabemos que las esperanzas del pueblo sobre una mejoría a partir de las medidas y el congreso son muy discretas y hablo de las opiniones en guaguas, paradas, pasillos porque en el noticiero y reuniones nadie opina lo contrario pues sino engrosaría la fila de, Roscas Izquierdas o Contrarrevolucionarios.
    Que mas me pide usted, llevo 51 años confiando en la revolución y trabajando honradamente, viviendo en estos momentos con un salario de 487 pesos 19 CUC con el cual en teoría tengo que mantener a mi familia. Viendo el desastre imperante en todos los lugares, la malversación, indolencia, el inmovilismo, la falta de ética, el oportunismo, el temor a los jóvenes. Que me sugiere, que me ADACTE, que me sume a la mentira en eras del socialismo o de la revolución. PUES NO, además para ellos tendría que botar primero el Programa del Moncada y el concepto de revolución de Fidel.
    No creo que tenga la verdad absoluta en lo que expreso, tampoco quiero competir con Ariel Terrero en temas económicos, mis razonamientos son los de un cubano horrado y trabajador, que no conoce como fluctúa la bolsa de valores en Singapur, ni porque, cuando el barril de petróleo cambia de 32 dólares a 124 o viceversa, en Cuba NO PASA NADA. Lo que si aseguro que a diferencia de muchos “revolucionarios come candelas que no admiten la menor crítica” tengo un en doctorado hecho en ver como alimentar y suplir las necesidades básicas de mi familia sin robar.
    Mis valoraciones son también basadas en la práctica, en las vivencias que tengo y en la observación del acontecer nacional e internacional usted y yo sabemos que en Cuba nadie rinde cuentas al pueblo de una cosa que salió bien o mal, los medios de difusión están casi un 80% dedicados a relatar lo que ocurre en el Resto del Mundo y a congratularse porque en la cooperativa Tal Mas Cual se recogió un boniato de 14 libras. Los ministros no rinden cuenta de su gestión y si lo hacen es puerta cerrada, son sustituidos por generales y en el noticiero Serrano nos da la información en escasos segundos.
    Como tú, también pienso que tenemos un buen proyecto social con logros que son de admirar y tener en cuenta (pienso que eso es uno de los factores que han mantenido estable a la revolución) pero hoy si no se toman medidas urgentes todo se irá a pique. Si no nos damos cuenta que estamos en el siglo XXI , el siglo de la informática y de la globalización. Nada hacemos con enclaustrarnos eso lo hicieron los chinos con su muralla que muchas generaciones posteriores lo pagaron, nada hacemos con mantener una falsa sociedad perfecta, que cuánto puede durar 10 años más y después que.
    Soy de la opinión que aparte de los americanos, del bloqueo, de los huracanes nosotros hemos cometido inmensos errores (que por menos que eso hemos desprestigiado a mandatarios de hasta Groenlandia) que nosotros debíamos de estar mucho mejor, pues si como tu dicen tenemos, el mejor proyecto social del mundo, el mejor partido del mundo y los mejores dirigentes del mundo, entonces que paso, porque después de 50 años estamos sumido en la miseria y las necesidades porque después de todo eso el salario es de uno escasos 16 dólares, oportunidades para impulsar el país las hubo en los años 80 todos los países del CAME avanzaron menos Cuba y hoy no están en una situación tan crítica como nosotros, porque pensábamos que la URSS iba a ser eterna y no sentimos la necesidad de desarrollar el país ( ese también es de los errorcitos que tu nombras)
    Como misma tú dices mucho profesionales laboran en diferentes misiones que hoy representan una importante entrada de divisas para el país. Si muy lindo, te adelanto que representan casi el 60 % de los ingresos del país, que sumado con un casi 25 % por remesas muchas de ellas provenientes de EEUU nos dejan con una producción nacional de un 15 % más o menos. Que pasaría si Venezuela por una causa u otra no puede mantener sus convenios de colaboración o si el imperio nos bloquea esas remesas que son casi la cuarta parte de los ingresos al país. Volveríamos al periodo especial y la revolución no pediría que una vez mas que confiáramos esperáramos y nos esforzáramos.
    Por eso desconfió, además, no avizoro nada bueno 1,5 millones de cubanos despedidos del trabajo cuya casi única opción es convertirse en timbiricheros, el estado diciéndome que no me puede “subsidiar” lo que siempre me presento como un logro de la revolución, un silencio total sobre tal vez la mayor preocupación y reclamo del pueblo LA DOBLE MONEDA y el poco valor del SALARIO. La no abolición de leyes obsoletas y basadas en principios totalitarios y rígidos.
    Me gustaría que continuáramos intercambiando valorando las opiniones de todos de Mau, de Comunista Hasta la Muerte, de Badart Bomb , de Carmen Cecilia Lara. Pues creo que el simple hecho de escribir lo que uno piensa en un blog que no es enemigo de la revolución (Ejemplo de de tu casi tocaya Yoani Sánchez) es algo que muestra que aunque con divergencias de opiniones algo nos une.
    Saludos JAC

    • mau dice:

      Sr. JAC, es muy difìcil encontrar personas que reconocen errores y no practican (o al menos tratan) la doble moral. Lo felicito. No sè si todo lo que dice es verdad (ya sabe, no nos conocemos personalmente). Creo firmemente que el dìa que en su patria haya miles, cientos de miles de ciudadanos como Ud., las cosas empezaràn a cambiar, para bien de todos, o sea del pueblo cubano. De Liborio, que esta tan olvidado a pesar de los lineamientos, congresos, asambleas y parlamentos , donde se dice que “rectificaràn errores” y “ahora si construiran el socialismo”. Pero lo dicen los mismos de siempre… los mismos que llevan mas de 52 años “rectificando errores”.
      Lo felicito tambièn por seguir viviendo en su patria, por hacer malabares para alimentar a su familia y por tener la hombria suficiente para reconocer errores.
      Ud. utiliza la palabra “confiar”, para mì es un sinònimo de la palabra “fe”. Y la fè se tiene en dogmas, que dicen tener la “verdad absoluta” y de los cuales no se puede dudar. Como la religiòn catòlica, u otras ideologìas que pululan por el mundo. Yo “confio” en lo que pienso, siento y razono.
      Saludos y mis mejores deseos para Ud, su familia y sus conciudadanos.

  5. Comunista hasta la Muerte dice:

    Yoani Sancho dijo:

    Es cierto que los errores han hecho mella,Ahhhhhh ¿que son muchos? ¡Es cierto! Negarlo sería una estúpidez……….

    _________________________________________

    El problema es que los errores han sido cometidos un pequeño grupo de cubanos que gobiernan de por vida. Y el resto hemos pagado las consecuencias.

    Por ejemplo, en el año 1968 se cometio el error ( hoy se reconoce) de eliminar los negocios privados. Como consecuencia, por mas de 40 años, el pueblo cubano vivio bajo un sistema de servicios centralizados que no cubrian la demanda. Se vivio con una deficiencia innecesaria en la calidad de vida.

    Hoy, los mismos que cometieron ese error, con la cara dura, nos dicen que debemos acostumbrarnos a la idea que los negocios privados son buenos y necesarios.

    ¿Y que pasa con los cubanos que en esos 40 años fueron calificados de “contrarevolucionarios, enemigos de la patria, “etc. porque demandaban que se restaurara la propiedad privada que hoy se reconoce se elimino “por error”?. ¿Que pasa con las familias que pasaron necesidad innecesariamente como consecuencia de ese error?.

    No pasa nada. Se jodieron.

    Mientras tanto los que cometieron ese grave error, que afecto a toda una nacion durante casi una generacion, siguen en el poder como si nada hubiera pasado.

    Y siguen en el poder porque “la revolucion es un proyecto privado”. Si fuera un proyecto social hace rato hubieran sido sustituidos por otros miembros de la sociedad. Que son tambien parte de ese proyecto.

    ¿Se merecen los que han cometido tantos errores el poder continuo de por vida?.

    No en mi opinion.

    Saludos.

    • mau dice:

      Comunista, estas màs fino que de costumbre. Comparto tu argumentaciòn y felicitaciones. Saludos

      • Revolucionario hasta la Muerte dice:

        Mau, saludos para ti tambien.

        Este tema se ha puesto bien interezante con el aporte de todos. Ojala siga la participacion.

  6. Comunista hasta la Muerte dice:

    Yoani Sancho dijo:

    ……… pero no podía quedarme callada ante tanta ofensa al mejor proyectos social, cont doos y sus errores, que hoy tiene al humanidad. al menso, a pesar de sus errores y desatinos, es el más justo.

    —————————–

    Es imposible que la revolucion sea un proyecto social porque no cumple los requisitos.

    En el momento en que Ud. se ofende al escuchar opiniones diferentes, o de rechazo por parte de otros miembros de la sociedad cubana, ese proyecto deja de ser “de la sociedad” para convertirse en un proyecto privado.

    Para ser un proyecto social cada miembro de la sociedad debe tener el mismo derecho a rechazar o apoyar ese proyecto. Los que tiene dudas deben tener el mismo acceso a los medios de informacion para explicar sus dudas que aquellos miembros de la sociedad que lo apoyan.

    En Cuba los medios de comunicacion estan solo al servicio de los que apoyan a la revolucion. No se permiten reuniones o mitines donde publicamente se expresen puntos de vista opuestos. Los miembros de la sociedad cubana que no estan de acuerdo con ese proyecto son tratados como enemigos o como traidores.

    Por lo tanto no hay manera que la revolucion pueda ser considerado un proyecto de la Sociedad Cubana.

    Saludos.

  7. Yoani Sancho dice:

    No creo que los comentarios emitidos aquí sean tan excelentes ni tan valientes como ha dicho alguien, son simples comentarios, claro, unos más finos que otros como el del tal JAC. La crítica a destajo es algo a lo que estamos aconstumbrados en Cuba y que unos esgrimen de una manera más mal intenciondas que otros. La historia de las interpretacioens aberrantes a cada medida de la Revolución es tan viejo como su propia existencia. Es cierto que los errores han hecho mella,Ahhhhhh ¿que son muchos? ¡Es cierto! Negarlo sería una estúpidez, pero de lo que se trata no es de analizar errores, sino del futuro del país y sean cuáles fueren las medidas actuales -que algunos malinterpretan como juego al capitalismo- siemrpe serán para reforzar a un sistema social mucho nm´s justo que el capitalista y sobran razones para emitior este criterio, de lo cual nada dicen quiénes se erigen ahora como criticones de todo loq ue sepa a las ideas socialsitas en Cuba. Ese país no escapa a la crisis mundial con todos sus lastres y muchos inadaptados, como el tal JAC que al parecer desconfía ahsta de su progenitora. A veces es algo alienante que hagan comapracioens con Cuba Algunos, incluso, hablan de Cuba como si no fuera por la revolución Cuba sería un lugar paradisíaco , cuadno todos sabemso que eso no sería así. Su posición geográfica la ubica como uno d elso sitiso preferidos por la sociedad del crimen y la miseria estaráia tres trozos, o ¿ es que algunos de estos mercacifles polítcos piensa de otor modo? Hasta el nivel y la forma en que se emiten las opiniones por este sitio son tambien gracias a esta vilipendiada y maltratada Revolución que ha cometido el error de hacer profesionales a más de la décinma parte de la población Y sí, muchos de ellos laboran en diferentes misiones que hoy representan una importante entrada de divisas para el país y otros que el país los envia gratis a las más disínmiles naciones maltratadas por fenómenos naturales. NO digo más, pues no es mi intención tratar de convencer a quienes están convencidos de sus ideas en contra de la Revolución Cubana, pero no podía quedarme callada ante tanta ofensa al mejor proyectos social, cont doos y sus errores, que hoy tiene al humanidad. al menso, a pesar de sus errores y desatinos, es el más justo.

    • mau dice:

      Katia y/o Luis, Una pena que no pusieron mi contestacion a “Yoani”, supongo que quedo en moderación por la cantidad de enlaces que coloque para sustentar mis afirmaciones.
      Saludos

  8. Badart Bomb dice:

    los hermanos estan jugando al gato y al raton con la economia cubana y no se dan cuenta (no quieren) que es esta un organismo vivo. yo doy gracias al segundo por tener los cojones (y el sentido comun) de iniciar cambios antes que la bomba explote y la historia los olvide, pero igual la bisuteria no va a rreglar el mal de tanto tiempo. bajen los impuestos o suprimanlos por un quinquenio, dejen que los cubanos de todas partes inviertan en todo tipo de negocios y ofrezcan creditos razonables, ese es el motor que necesitamos. subir los salarios solo haria subir los precios, y por Dios (si esta todavia sobre el cielo cubano) acaben de bajar los precios triplicados de los mercados en divisas, es repugnante y se sostiene en su mayoria de las remesas, algo a lo que no tiene acceso la mayoria. y dejen de lloriquear a causa del bloqueo, si se es realmente patriota y lleno de orgullo, no debieran siquiera mencionar el tema, hay mas de 190 paises en este jodido planeta!!!

  9. Comunista hasta la Muerte dice:

    Luis Alejandro dijo:

    La apertura al trabajo particular no resolverá los problemas económicos de Cuba, ya han alertado economistas en infinitud de foros, sobre todo porque las nuevas medidas sólo promueven un mercado de timbiricheo y servicios.

    —————————————————————————————————–

    La revolucion puede manipular a su pueblo sin consecuencias. Pero no a las leyes economicas

    Los nuevos timbiriches aumentaran los servicios. O sea, “los lugares donde gastar dinero”. Pero con la eliminacion de los subsidios, sin aumentos en los salarios, ” el dinero para gastar” ha disminuido.

    ¿De donde va a salir mas dinero para gastar?.

    De los negocios con turistas extranjeros. Y de las remesas. Que son las principales entradas de dinero que tienen ciertos sectores de la poblacion.

    Si las remesas aumentan, y los “bisneros” logran mas entrada de capital la situacion va a mejorar en esos sectores de la poblacion.

    El resto tendra que esperar a una subida considerable en sus salarios. Y mientras esto ocurra seran cada vez mas pobres.

    Muchos Saludos.

  10. Comunista hasta la Muerte dice:

    Luis Alejandro dijo:

    El conflicto puede definirse de forma sencilla: un sector estatal que reduce plantillas para hacer ágil su maquinaria, y unas opciones de trabajo particular con un techo demasiado bajo para personas que desean mayores alturas.

    ————————————————–

    Los profesionales aceptaran una vez mas vivir con el techo bajito. Asi lo han decidido los ancianos que nos gobiernan. Es su capricho y por lo tanto nuestro deber.

    • destinocuba dice:

      Hola Comunista, un saludo, siempre admiro tu fina ironìa, jajajajajaja es còmica, pero bueno al menos hay profesionales que nos damos cuenta donde està techo, y nos atrevemos a decirlo. Siempre me he opuesto a que nos vean como un pueblo manipulado y manso. No comparto la conformidad. saludos katia

      • JAC dice:

        Hola Katia entiendo tu contrariedad por que nos consideren un pueblo Manipulado y Manso yo también en una época pensé como tú. Como también pensé que los cubanos éramos los más dignos del planeta. Eso se lo tengo que agradecer a mis profesores, a los dos canales de televisión que trabajaban de 6 de la tarde a 12 de la noche, al periódico Granma, Juventud Rebelde y sus replicas en cada provincia, a la falsa sensación de estabilidad y progreso que nos dieron los Rusos y el CAME.
        Pero hoy desgraciadamente no lo veo así, sobre manso, creo que somos demasiado. Tu y yo hemos oído muchas veces la frases de protesta de la gentes cuando se avizora una medida que nos perjudica. Tu y yo hemos dicho; pero eso si que no lo pueden hacer porque sino las gentes se van tirar para la calle y después llega y nada, a los tres días todo es tan normal como antes. Así soportamos que el transporte interprovincial se encareciera un 500% , que las Chopin suban de precio cada vez que le des la gana, que el retiro no los suban a 65 años y después despidan un millón y medio de cubanos.
        Sobre manipulado considero que las personas que solo pueden ver y oír una sola versión de todo (la oficial del estado) son manipulados o fácil de manipular. Tú y yo hemos estado en reuniones del sindicato, del CDR, de rendición de cuentas del Poder Popular y que son el mismo bla bla bla: esto se va a resolver, lo tomaremos en cuenta para próximos casos, a mi nivel no le puedo dar respuesta pero lo vamos a elevar.
        Uno de los grandes problemas que tenemos los cubanos es el salario y la doble moneda tú y yo vimos como en el informe del congreso se hablo de que ese era uno de los principales planteamiento ¿qué oíste al respecto? Yo Nada. Te pregunto ¿eso no es manipulación?
        Que existan 6 blog como el tuyo y de Katia donde 47 cubanos residentes aquí, 15 cubanos en el exterior algún que otro extranjero que se pasó 15 días en el internacional de Varadero y cree que ya conoce Cuba a la perfección, intercambiemos opiniones. Que en las paradas de las guaguas y pasillos de centros de trabajo la gente comente que La Cosa Esta Mala. No es símbolo de rebeldía ni mucho menos, el estado conoce del malestar del pueblo de sus necesidades y más bien estos comentarios le sirve como mecanismo regulador.
        No soy un defensor del capitalismo (además gracias a una ley no nos permite salir del país) no lo conozco y no puedo hablar de él. Lo que si pienso es que dígase socialismo, cubanismo o lo que sea, nosotros teníamos que estar mucho mejor no sé si es por culpa de los americanos, ó de las mentiras, la indolencia, la burocracia, la malversación, el temor al cambio ó simplemente haya sido política del estado mantenernos en un rango de bienestar donde por debajo peligra el gobierno por las inconformidades y por encina también peligra por las aspiraciones, como dice un frase bíblica
        No me des poco para no maldecirte y no me des mucho para no olvidarme…

      • Comunista hasta la Muerte dice:

        Un saludo para ti tambien.

        Tengo mucha suerte que me toleras…… ja, ja,ja….

        Un abrazo.

      • mau dice:

        JAC, Ud. dice que no es un “defensor del capitalismo” pero que “no lo conoce”. Se lo resumo en una frase : ” a cada cual según su trabajo”. Pero no por lo que considere el “Estado” lo bien y competente que es Ud. en su trabajo, sino por lo que consideren sus conciudadanos, su “sociedad”, que Ud. merece en retribuciòn por su trabajo. Y la forma de valorar ese trabajo es mediante el “capital” (si, el dinero).
        Ud. quiere ayudar a los pobres y necesitados? lo puede hacer, hasta donde le de la gana con el fruto que obtuvo por su trabajo. El estado tambièn lo hace, merced a los impuestos que le cobra a los que màs tienen.
        Es perfecto? No, claro que no, es completamente mejorable, y de hecho se està mejorando hoy en dìa. Cada paìs aplica el capitalismo a su manera y hay algunos que les va muy bien, otros sòlo bien y otros que francamente son desastrozos.
        Los paìses màs avanzados del mundo, con mayor productividad y que generan mayor riqueza son TODOS de economìa capitalista.
        Se puede tener una economìa capitalista y una polìtica (o un estado) socialista.
        No le tenga miedo a la palabra “capital”, no muerde. Es màs el “capital” es el dinero, llamele cuc, peso cubano o dolar… y estoy seguro que lo ha tenido en sus manos, y no lo “mordio”.
        Saludos

  11. Carmen Cecilia Lara dice:

    Excelente y valiente comentario cuyos planteamientos veremos irse desarrollando en el transcurso de los próximos meses. Es inimaginable que el estado cubano no haya pensado en la problemática de los profesionales que formó y que los tiré a la calle a su propia suerte, creando una buhonería de graduados universitarios. Estoy segura que el pueblo cubano sabrá dar los pasos necesarios para llevar adelante estos cambios con dignidad. Para ello este tipo de opiniones son muy útiles.

    • Comunista hasta la Muerte dice:

      Carmen Cecilia:

      No se preocupe. La revolucion no abandonara a sus profesionales.

      Los seguira exportando como mano de obra barata a Venuezuela y otros paises amigos.

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] La fiebre del timbiricheo invade a Cuba. No se asombre si camina por estas calles, y donde antes sólo encontraba metros cuadrados al libre albedrío de borrachos bullangueros y perros sin escrúpulos, un día aparezca una sombrilla de estridentes colores, junto a una mesa repleta de aretes, o un estante con los documentales más psicodélicos del Discovery Channel. Luego de años de trabajo cuentapropista incipiente, muchos se han lanzado a portales y caminos en un mercadeo que a capitalistas curtidos y desalmados parecería ridículo pulguero. No han importado los impuestos desalentadores, la ya notoria sobreoferta en algunos servicios, la inexistencia de mercados mayoristas o la ausencia –por lo menos, hasta ahora- de créditos bancarios que sirvan de combustible para el negociante sin los centavos suficientes. Cafeterías, paladares y estantes se han multiplicado como conejos, especie de reprimida pasión que en un pestañar se ha manifestado en un furor adolescente. Las últimas medidas aprobadas para reconfigurar la economía nacional han exacerbado los genes filibusteros que todo cubano carga en su ADN. Desde octubre del pasado año, una prolongada, pero no por ello extensa lista, daba el disparo a toda persona que deseara montar su propio negocio. En el extravagante inventario podían encontrarse surrealistas oficios: vendedores de artículos religiosos, actores callejeros que interpretan a personajes del folclor, cuidadores de baños públicos, cartománticas, peluqueras de trenzas, además de organizadores de bodas, repasadores de asignaturas, comerciantes de artesanías, taxistas, gastronómicos de fastfoods criollos, y así, hasta llegar a 178 actividades. Desde entonces, el propio Raúl se convirtió en padrino de la criatura cuentapropista, al declarar en cada uno de sus discursos que debe desterrarse cualquier prejuicio hacia la actividad privada y crearse los mecanismos jurídicos que regulen, amparen y protejan a todo negociante cubano. Muchos del millón de trabajadores que desbordan al sector estatal, y sobre los cuales pende la ya anunciada amenaza del despido, posiblemente han tenido que pensar, tantear, definir, la posibilidad de transformarse en vendededor de artículos religiosos, afilador de tijera, repasador de asignaturas, o cualquiera de los restantes oficios que ampara la rocambolesca lista. De seguro, muchos elegirán sumar a nuestro paisaje urbano otra cafetería de motivos tropicales -los más interesados en la estética- o de simple anuncio con las delicias gastronómicas de la jornada. Por lo menos, la tendencia así lo indica. El viceministro de Trabajo y Seguridad Social, Carlos Mateu, aseguró que “los emprendedores se concentran en restaurantes y pequeños puestos de comida; personal para las microempresas, operación de transporte y venta de artículos domésticos”. Imaginemos a un licenciado juancitocualquiera, de copiosos postgrados, incluso hasta con un blog propio donde publica sus artículos porque no tiene suerte con las revistas especializadas, a quien en una mañana le anuncian que su puesto está incluido en el millón de plantillas laborales que sobran, y ¡zas! de un tijeretazo –para usar las metáforas de moda en las noticias sobre economía-, se queda sin los 500 pesos que mensualmente el Estado le pagaba por sus prestaciones. Pero juancitocualquiera es un tipo cojonudo, y en la intimidad de las conversaciones conyugales, o en los momentos más reflexivos, decide montar un pequeño estudio que ofrezca diseños más novedosos para las cafeterías de inspiraciones tropicalistas. Entonces, ¿en cuál de las 178 opciones puede ampararse para pedir su licencia de trabajador cuentapropista? ¿Pintor rotulista? ¿Tapicero? ¿Restaurador de obras de arte? Pero mi vida, ninguna de éstas sirve, dirá abatido a su esposa. Dios, otro lugar con soles y palmitas, exclamarán los de gustos más delicatessen¸ ante la ausencia de diseñadores preocupados por las buenas maneras de la estética urbana. “La paradoja es que hay muchos arquitectos, retirados o no, que estarían dispuestos a realizar los proyectos de las nuevas instalaciones y cobrar por ellos razonablemente. Esos proyectos son tan sencillos que ninguna empresa estatal estaría interesada en hacerlos”, dijo el arquitecto Mario Coyula a la agencia IPS. Según el viceministro Carlos Mateu, dos tercios de los nuevos trabajadores particulares no tenían empleo. De allí, podría deducirse que de los aproximadamente 201 mil nuevos cuentapropistas, la mayoría sólo eran viejos traficantes del mercado negro decididos a legalizar sus vidas y convertirse en buenos ciudadanos preocupados por los impuestos. Negocios ya existentes, o personas que durante años esperaban por una apertura que les permitiera montar en paz su negocio. La apertura al trabajo particular no resolverá los problemas económicos de Cuba, ya han alertado economistas en infinitud de foros, sobre todo porque las nuevas medidas sólo promueven un mercado de timbiricheo y servicios. Las reestructuraciones sólo pretenden delegar en los miles de cubanos ociosos, las actividades que durante décadas el sector estatal ha realizado más mal que bien, han engordado a la burocracia y hecho florecer como selva al mercado negro. Así, el Estado dejaría de preocuparse por vender panes con jamón, o rellenar las fosforeras de impacientes fumadores, y concentrarse en cómo potenciar la industria del software, expandir su mercado farmacéutico, o hacer más eficiente su producción de níquel. Una vez iniciada la marea de despidos en el sector estatal, los razonamientos y pronósticos optimistas esperan que muchos se conviertan en trabajadores particulares. Hasta ahora, las buenas intenciones de reestructurar la economía dando apertura a la iniciativa privada han llenado de cierta esperanza -y con buenas dosis de reserva- a un país que en sus 500 años de civilización lo ha marcado el filibusteo. Pero un pequeño detalle parece no haberse previsto en el perfecto plan de encarrilar las finanzas cubanas: para los profesionales con estudios universitarios, la decisión será entre vender papas rellenas o vivir del aire. De los 178 oficios admitidos, casi ninguno está hecho para sesudos y licenciados. La medida, tiene doble filo, para los comerciantes reprimidos por décadas de absurdo hipercontrol estatal ha significado una bendición; para los profesionales puede convertirse en una máquina destructora de proyectos de vida, al obligarlos a convertirse en un timbirichero más. El viceministro Mateu lo ha dejado claro: por ahora no está previsto extender un nuevo listado de labores para ejercer particularmente, primero debe consolidarse la experiencia. “Si hubiera una gran cantidad de personas interesadas en una determinada actividad se evaluaría la conveniencia de añadirla”, declaró. Pero cuántos juancitoscualquiera serán necesarios para añadir una nueva opción, algo así como “diseñador de cafeterías con motivos tropicales”. Con sumo trabajo llegarían a un par de miles. Y también estarían los pablitospérez queriendo hacer softwares para bloquear los jueguitos en las horas de trabajo. Así las secretarias trabajarían más y las recepcionistas atenderían con mayor prontitud a los clientes. Por ahora, la lista -en este país siempre se quedan cortas-, no lo permite legalmente. El arquitecto Mario Coyula dijo a la IPS: “es una aberración que un profesional universitario se dedique a taxista o vendedor de dulces caseros, y no pueda trabajar en su profesión. Es más, si la eliminación de plantillas infladas se lleva hasta el final, habrá también muchos arquitectos ‘disponibles’, que no podrán trabajar por su cuenta en su profesión”. Según las cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas, de los aproximadamente cinco millones de ocupados en el país, casi 800 mil poseen estudios universitarios. La altísima preparación de nuestra fuerza laboral es algo de lo que podemos alardear escandalosamente. Y mientras, otro medio millón de estudiantes aguardan para terminar sus estudios en las universidades. Realmente una bomba de tiempo. El conflicto puede definirse de forma sencilla: un sector estatal que reduce plantillas para hacer ágil su maquinaria, y unas opciones de trabajo particular con un techo demasiado bajo para personas que desean mayores alturas. Según los cálculos, un millón 800 mil personas eligirán el autoempleo durante los próximos cinco años. Para ese entonces, ya existirán en el país más de dos millones de profesionales. Si hasta ahora el conflicto no ha eclosionado, por lo menos de forma evidente, sería por los dos tercios antes desocupados que pidieron licencia como trabajadores cuentapropistas. Qué pasará cuando comiencen los tan anunciados despidos, pero aún en pausa sideral. Unos cuantos cientos de miles de profesionales quedarán sin empleo. Los millones de dólares invertidos en la educación, quedarán tirados a la basura, porque sencillamente, si la rocambolesca lista no incluye al “diseñador de cafeterías con motivos tropicales”, juancitocualquiera no tendrá más remedio que montar su propia cafetería. Preocupado por la estética, y queriendo aprovechar su talento, de seguro montará alguna decoración futurista, y hasta a lo mejor, con sus ideas funde un nuevo mercado negro, en esta ocasión, de diseños. Por Luis Alejandro Yero, vía Destino Cuba […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Pasajeros a bordo

    • 85,035 clicks
  • free counters