Hablar por teléfono


Mis oídos andan locos con la masificación de la telefonía fija en los Bloques del Cerro donde vivo. En este instante se adaptan a otra sinfonía, todavía difusa, y asumen los diversos ring ring que aquí se escuchan hace más de una semana. La nueva melodía aún desafina con el ruido de la avenida Santa … Sigue leyendo

Internet en los tiempos del Facebook


No soy una nativa digital, pero sí me considero parte de la Generación 2.0. Soy una chica facebook y bloguera a matarme. Me dirán que es porque soy periodista oficialista, a pesar de que nunca he trabajado en el periódico Granma, por ley, el único medio de prensa oficial en Cuba.  De todas formas, reconozco … Sigue leyendo

La deuda que no pago


El hombre más hiperquinético que conozco le acaban de editar en México uno de sus más recientes libros. Ellos cuentan sobre él, un especial homenaje del escritor Andrés Castillo Bernal al Ché Guevara. Una compilación de historias sobre el legendario guerrillero. Este libro lo presentará el viernes 18 de febrero, a las 11 de la … Sigue leyendo

Tengo un amor en La Habana


Los hombres que más he amado siempre se han nombrado Pedro o Luis. Con los Pedros descubrí el primer amor, el primer beso, el primer orgasmo. Con los Luises he sido esposa, madre y mujer divorciada. Esos nombres me persiguen, y hasta he pensado que son la misma persona. Con ellos he sido feliz e … Sigue leyendo

Taconear la Rampa


La Rampa es mi calle preferida en La Habana. Creo que son pocos los cubanos que no gustan de esta avenida. Y si somos guajiros, mucho más. Realmente no es una calle. Es la misma avenida 23.Quizás su punto final. Toda una bajada que comienza en L y termina cuando choca con el muro del … Sigue leyendo

Una jarra de cerveza


El domingo recibí la noticia de que un buen amigo falleció. Lo supe por el Facebook. Una amiga y colega  me lo comentó por el chat. Félix Pestana era su nombre. El pasado sábado tuvo un infarto. Y su corazón se partió en dos. Se dedicaba a la pintura, pero fue muchos años profesor de Literatura.  Era uno … Sigue leyendo

Mi guerra contra las hormigas


Yo también tengo mi obsesión macondiana. Las hormigas. Las persigo con la misma furia de la Úrsula Iguarán, la madre primera de los Buendía, en la famosa novela que nos condenó a Cien años de soledad. Odio esos bichos como ella. Parecen indefensos, pero son implacables. Están sobre mi mesa, en el fogón, en la … Sigue leyendo

  • Pasajeros a bordo

    • 85,691 clicks
  • free counters