La Habana, a la hora del camello (I parte)


A José Polo, un habanero de 72 años de edad, le resulta casi imposible definir qué es lo que más aprecia de su ciudad. “Hay tantas cosas”, dice con paso apurado, como suelen andar todos a cualquier hora del día. “Somos así, quizás porque las guaguas pasan muy rápido, y si la dejas ir…”, explica, … Sigue leyendo

  • Pasajeros a bordo

    • 87.349 clicks
  • free counters