Vivir en los Bloques


Todos los días despierto con el canto de un sinsonte. No sé cómo ha podido sobrevivir en la pequeña arboleda que separa a mi edificio de la avenida Santa Catalina, una de las vías más concurridas y conocidas de esta Habana, que comienza o muere en Boyeros o termina o empieza en la Calzada de … Sigue leyendo

  • Pasajeros a bordo

    • 88.887 clicks
  • free counters