Mi guerra contra las hormigas


Yo también tengo mi obsesión macondiana. Las hormigas. Las persigo con la misma furia de la Úrsula Iguarán, la madre primera de los Buendía, en la famosa novela que nos condenó a Cien años de soledad. Odio esos bichos como ella. Parecen indefensos, pero son implacables. Están sobre mi mesa, en el fogón, en la … Sigue leyendo

  • Pasajeros a bordo

    • 87.612 clicks
  • free counters