El espíritu de África atrapado en un callejón habanero


Una cicatriz de colores atraviesa un rincón del barrio Cayo Hueso. Casi sepultado por el señorío de edificios con mayor jerarquía, y oculto a viajeros distraídos, el Callejón de Hamel constituye la entrada a otro mundo imposible, a un lugar de deidades sin rostro, hierbas mágicas, colores intensos, evocaciones selváticas, añoranzas por un cielo -no … Sigue leyendo

  • Pasajeros a bordo

    • 88.508 clicks
  • free counters